Joaquín García Huerga (BBVA AM): “La probabilidad de recesión en EEUU durante los próximos meses es cero”


Joaquín García Huerga, director de estrategia global de BBVA AM, no tiene reparos en admitir que 2018 ha sido un año “bastante excepcional porque han caído las bolsas pero los activos de renta fija no han ganado dinero”. Algo que “complica muchísimo la construcción de carteras”.

Pronostican un escenario de desaceleración pero no de crisis económica fuerte. “Los estímulos monetarios han caído y no hay margen para estimular fiscalmente a las economías”, asegura Huerga. Además, el escenario geopolítico es complicado: “Tenemos que ser realistas y pensar que la mayoría de estos riesgos se van a mantener de cara al año que viene”, ha advertido. Así, estiman un crecimiento del 2,4% para EEUU, sólido aunque influenciado sobre todo por el consumidor, ya que tiene un mercado laboral muy fuerte. Pero “no hay que hacer ningún tipo de dramatismo, la probabilidad de recesión en EEUU durante los próximos meses es cero”.

La previsión de la inflación subyacente se mantiene en torno al 2,2%, y solo dos subidas de tipos en 2019 frente a las tres anunciadas por la Fed.

Por su parte, en la eurozona esperan un crecimiento esperado del 1,5%, va a crecer a su ritmo potencial.  El repunte de la inflación será lento y la subyacente seguirá lejos del 2%, pro lo que el BCE subirá el tipo de depósito no antes de septiembre/octubre y “si se complica el escenario macro podría renovar nuevas operaciones de aporte de liquidez TLTRO”, asegura.

Mercados

Las previsiones de BBVA AM para 2019 apuntan a una rentabilidad del T Note americano a 10 años en el 3%, debido a un crecimiento e inflación moderadas y, “aunque el fin del QE va ejerciendo presión al alza, aún hay mucha escasez de papel en el mercado porque está en los balances de los bancos centrales”, apunta el experto.

Por su parte, creen que el Bund alemán se situará en torno al 0,6% y considera que “el momento óptico para tener crédito en cartera se quedó atrás”.

En cuanto a las bolsas, pronostican rentabilidades de entorno al 6% para el año que viene, incluso algo más en las bolsas periféricas. Con un crecimiento de beneficios modesto de entre el 3 y el 6% por los siguientes motivos: crecimiento económico más bajo, márgenes estables, amenaza de guerra comercial y petróleo en un rango débil.

Aun así, con todos los riesgos, “la bolsa puede ser el mejor activo para las carteras el año que viene”, ha insistido Huerga. Por índices, “el S&P siempre va a ser mejor índice que Europa. Es capaz de sortear mucho mejor los riesgos geopolíticos”, explica.

Para una cartera conservadora, desde BBVA AM esperan una rentabilidad positiva pero baja, de entre el 0 y el 5%, que bata a la inflación.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído