Jim Rogers: "El siglo XXI será de China"


"El siglo XIX fue del Reino Unido, el XX de Estados Unidos y el XXI será de China". Así de seguro se muestra Jim Rogers, legendario inversor que ha visitado Madrid estos días para participar en una conferencia organizada por la Fundación Rafael del Pino. Tal es la convicción de Rogers del potencial asiático en general y de China en particular, que se ha trasladado a vivir a Singapur. "No elegimos ninguna ciudad china por la alta polución que tienen", aclara sobre su elección de lugar de residencia, una vez decidió junto con su mujer dejar Estados Unidos (reconoce que estuvieron mirando Europa y hubieran elegido Madrid, ciudad que alabó extensamente durante su intervención).

Así, Rogers vive con sus mujer y dos hijas en Singapur y asegura que las niñas, de siete y dos años, hablan fluidamente chino, algo que recomendó a todos los padres inculcar a sus hijos ya que, en su opinión, el futuro pasa por China (también recomendó, en general, tener hijos ya que aseguró que, aunque él había rechazado durante años a tener descendencia, ahora está convencido de que es lo mejor que le ha pasado). Pese a su confianza en el potencial chino, Rogers advirtió que "China no va a salvar el mundo, no puede ella sola".

El inversor se mostró confiado en la capacidad del gobierno chino para solucionar los distintos problemas del país, como la burbuja inmobiliaria, y la capacidad de trabajo de la sociedad china. "Aunque China se define como comunista, son el mejor capitalismo que existe", aseguró.

En un "paseo" por distintos países, Rogers comentó su escepticismo respecto a Japón (por el problema demográfico que atraviesa y su rechazo a los inmigrantes) y su pasión por India como país para visitar pero como "una pesadilla" para hacer negocio.

Rogers se mostró extremadamente crítico con Estados Unidos. Aseguro que el país está haciendo "todo mal", criticó fuertemente los rescates de entidades financieras que ha llevado a cabo el gobierno y cree que "el gobierno y el banco central están fuera de control", ya que están aumentando el endeudamiento del país. Cree que los bancos centrales terminarán desapareciendo y el "mundo será mejor. No soy un gran fan de los bancos centrales", dijo. "Estados Unidos va a tener dos o tres décadas pérdidas", aseguró.

Respecto a Europa, Rogers espera que el euro sobreviva ya que cree que el dólar necesita una moneda fuerte a la que enfrentarse y aseguró que invierte en el moneda única. Se muestra positivo sobre el futuro a largo plazo de España, aunque cree que ahora tocan dos o tres años de sufrimiento para el país ya que se han cometido "errores terribles" y ahora es tiempo de pagar por ello. En todo caso, cree que son las economías de Estados Unidos y Reino Unido por las que hay que preocuparse.

En cuanto a sus inversiones, dijo estar largo en materias primas primas, corto en renta variable, corto en tecnológicas y financieras de occidente y largo en algunas monedas.

Rogers, que ha escrito cinco libros, contó cómo ha recorrido el mundo en moto en dos ocasiones (en una de ellas visitó hasta 116 países) y aseguró que su pasión por viajar le viene de pequeño, ya que creció en un pequeño pueblo y quería ver mundo. "Me he retirado para poder tener más de una vida", dijo.