Jim Rogers anticipa una corrección en el precio del oro


Los inversores deberían prepararse para una fuerte corrección en el precio del oro según el veterano inversor Jim Rogers, que considera también que la deuda de EEUU no merece su estatus de triple A, teniendo en cuenta que Fitch ha rebajado sus perspectivas para la mayor economía del mundo. Y tampoco la francesa.

 

El oro alcanzó récords de casi 1.900 dólares por onza a lo largo de este año, coincidiendo con la búsqueda de activos refugio por parte de los inversores en momentos de máxima incertidumbre ante el recrudecimiento de la crisis de deuda soberana en la eurozona y la decisión de los bancos centrales de relajar sus políticas monetarias. Sin embargo, los precios han corregido algo en los últimos meses, hasta cerca de 1.700 dólares.

 

“Tengo oro y no estoy vendiéndolo”, declaró Rogers a Investment Week. Con todo, cree que habrá una mayor corrección, cuya intensidad desconoce. “Es muy inusual para un activo subir durante 11 años seguidos sin correcciones”, comenta, añadiendo que si ha estado bajando durante los últimos meses, posiblemente siga haciéndolo en el futuro. "Cuando todo el mundo está en el mismo lado del barco, debes irte el lado contrario durante un tiempo", dijo a la CNBC.

 

“El precio al que compraré depende de las circunstancias: si el oro cae porque el mundo camina hacia la bancarrota, entonces compraré a 900 dólares pero si hay alguna incidencia artificial, compraré ente 1.200 y 1.400 dólares, depende de lo que esté pasando en el mundo”, afirma. Y es que, en declaraciones a CNBC, añadió que a los niveles actuales no está comprando, sólo vigilando, al igual que con la plata.

 

Con respecto al dólar, espera que se fortalezca, porque ha habido demasiado pesimismo con la divisa. El experto cree que esta crisis es peor que la de 2008 y es muy pesimista con la evolución de la situación en la eurozona, así como con respecto al crecimiento global.
 

Noticias relacionadas