Tags: Gestores |

Jim O'Neill: los mercados se han mostrado débiles en un entorno de gran crecimiento


El año pasado ha sido uno de los más difíciles de analizar que recuerda Jim O´Neill, presidente de Goldman Sachs Asset Management. Según el barómetro que marca el riesgo global, el índice S&P cerró en 1257.60, lo que no muestra muchos cambios con respecto al cierre de 2010. Este quizás sea uno de los motivos por los que el propio Jim O´Neill considera 2011 un año tan complicado de analizar. El máximo responsable de GSAM no entiende cómo en un panorama en el que la mayoría de los mercados han caído, no se hizo distinciones, por ejemplo, entre los países que integran los BRIC o mercados como el italiano. “Son muchas las bolsas que han caído entre un 20 y un 25%”, como señala el máximo responsable de la gestora americana.

 

“Teniendo en cuenta que el PIB mundial cerrará 2011 con un incremento del 3,8%” no se explica cómo los mercados financieros se han mostrado tan débiles en un entorno de un crecimiento superior al de los últimos 30 años”, reflexiona O´Neill a modo de resumen de lo que ha supuesto 2011. Además, considera que el mercado ha subestimado las consecuencias del trágico terremoto de Japón y se ha obsesionado por la crisis de deuda europea, sobre todo en lo que se refiere a la incapacidad de sus políticos a la hora de darle una solución definitiva.

 

En lo que respecta al presente ejercicio, el presidente de GSAM asegura que, si bien es cierto que las previsiones no son buenas, el arranque del año sí lo ha sido, con algunos datos económicos muy positivos procedentes de Estados Unidos. Además de las datos americanas, O'Neill destaca el favorable comportamiento registrado en el mes de diciembre por el PMI manufacturero chino y los datos, mejores de lo esperado, de las exportaciones de Corea. Alemania es otro país que, a su juicio, ha empezado el año arrojando noticias "modestamente positivas".

 

Las expectativas de crecimiento del PIB mundial hasta 2019 serán del 4,3%, lo que, de confirmarse, supondría el mayor crecimiento de los últimos 30 años, gracias fundamentalmente al tirón de los BRIC y las economías en crecimiento. "Y todo ello a pesar de que China va a crecer más lentamente en esta década que durante la anterior", apunta Jim. No obstante, otras economías compensarán el menor crecimiento que previsiblemente registrará la economía china. Uno de ellos será México, un país que, a juicio de este experto, se colocará como uno de los emergentes con una mayor tasa de crecimiento. El mayor empuje que también mostrará Brasil puede hacer que en 2012 la economía carioca desplace a la británica del sexto puesto del ranking mundial.

 

Éste es el comentario completo en inglés, titulado "Empezando 2012 con pragmatismo":

 


 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído