Javier Dorado: "El aumento de la transparencia es algo bueno y sano para la industria"


Javier Dorado trabaja desde hace doce años en J.P. Morgan AM y en este tiempo ha sido testigo directo de cómo ha evolucionado el sector de la gestión en España. Como principal gestora internacional en el país, en J.P. Morgan AM han tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias que se han ido dando en cada momento y han sido capaces de mantener su liderazgo entre las gestoras extranjeras.

 

El equipo que dirige Dorado está formado por 15 personas con especialistas en ventas, inversión, márketing y gestión de negocio. Se encargan tanto del negocio español como del portugués y, en ambos mercados, cuentan con un patrimonio total de 6.600 millones de euros. En España, su patrimonio es de 6.200 millones, lo que sitúa a la gestora como la primera entidad internacional, puesto que ocupa desde hace años y con una amplia diferencia respecto a la segunda,  que es Amundi, con 3.600 millones de euros, según los datos de Inverco correspondientes a marzo.

 

En España, cuentan con 150 fondos registrados y, según sus cálculos, tienen una penetración del 100% en clientes institucionales españoles y su objetivo de cara a 2011 es aumentar sus activos en un 10%.

 

Dorado considera que en los últimos años el sector se ha profesionalizado considerablemente. “El trabajo de ventas ha cambiado, ahora existen mayores equipos de análisis de fondos y es necesario poder explicar bien tu producto”, dice. “Se han aumentado las due dilligence y es algo bueno y sano para la industria ya que se ha profesionalizado la labor de análisis y selección”. Pero una vez que se ha vendido el producto no es el final del proceso sino que, según explica Dorado, comienza toda la labor de posventa que tiene como objetivo mantener la inversión y para ello se exige una alta transparencia.

 

En general, Dorado insiste en la idea de trabajar muy de cerca con los clientes institucionales para “ofrecerles ideas que ayuden a crear el mejor producto para sus clientes”

 

“El negocio no está fácil porque la situación del país y las entidades hace que no sea fácil, por lo que el sector está viviendo un proceso de reconversión”, dice. “Por un lado, las gestoras nacionales se concentran en áreas en las que tengan una mayor ventaja competitiva, mientras que las internacionales completarán la oferta a clientes con sus productos”.

 

Dorado es optimista con el futuro del sector pese al entorno negativo que se ha vivido en los últimos años. “La tarta total se está contrayendo, pero eso tiene fecha de caducidad porque la situación se estabilizará”. Por una parte, considera que la guerra de los depósitos llegará a su fin y, por otra, prevé que en unos meses las fusiones de las cajas queden cerradas con lo que se aclarará la distribución de fondos en esas entidades. “Por ahora, es difícil visualizar cómo va a quedar el panorama de las cajas”.

 

Dorado es un firme defensor del producto fondo de inversión y considera que, durante tiempo, se han vendido como productos de ahorro cuando deben ser de inversión. “Esto no debe volver a pasar, el fondo es el mejor producto de inversión que existe, no sólo por las características de seguridad y trasparencia sino por sus ventajas fiscales”, explica.

 

J.P. Morgan AM tiene un patrimonio total de 1,4 trillones de dólares y Dorado destaca que este volumen se ha alcanzado sin contar con red propia. “Gestionamos ese volumen porque somos gestora global, y eso te da una tipología de cliente muy distinta y te tienes que adaptar a las necesidades de cada perfil de cliente”, dice.

 

Apuestas para 2011

De cara a la segunda parte del año, desde J.P. Morgan AM apoyarán los productos de renta fija flexible, como el JPM Income Opportunity ya que, como explica Dorado, la renta fija jugará un papel importante en todas las carteras en este entorno y es necesario gestionarla de manera flexible. También recientemente han lanzado el JPM Global Strategic Bond Fund, que viene a completar al JPM Income Opportunity, ya que la correlación entre ambos es muy baja.

 

Otra gran apuesta de la gestora es la de productos de reparto de renta. El concepto lo desarrollaron con los fondos de renta fija emergente que comercializaron en verano pasado, las dos versiones del JP Morgan Emerging Markets Corporate Bond Portfolio Fund . Siguiendo con ese concepto, el JPM Global Income es un fondo concebido para distribuir rentas, con un objetivo de pago de rentas trimestrales equivalentes a Eonia + 2,5% anual.

 

La tercer tendencia es la de la renta variable y en la gestora están comercializando activamente la nueva gama de Highbridge, los STEEP Funds que utilizan técnicas cuantitativas de arbitraje estadístico. En los últimos tres años, los dos fondos (uno renta variable estadounidense y otro de renta variable europea) han generado un alfa del 5-6% anual.

 

Lo más leído