Javier Alonso: “Los institucionales representan el 40% de los activos de la gestora”


La apuesta del grupo suizo Credit Suisse por su gestora española, única local del grupo, es total. Una entidad que cuenta con plena libertad a la hora de marcar su estrategia. “Esto es un área de talento, no se puede coartar”, recuerda Javier Alonsodirector general de Credit Suisse Gestión, que subraya como “dentro de un grupo internacional se pueden hacer grandes cosas”.

En lugar de que el grupo les haya coartado, apunta Alonso, se les ha permitido expandirse en todos los sentidos. “Esta todo orientado para que la cocina sea aquí”, destaca. De esta manera, la entidad se ha esforzado en evolucionar de ser una gestora de sicav a convertirse en una gestora institucional. “Los institucionales representan el 40% de los activos de la gestora”, señala Alonso. Según datos de Inverco, Credit Suisse Gestión suma 2.863 millones de patrimonio en instituciones de inversión colectiva, aunque aquí no se incluye el volumen procedente de mandatos institucionales, por ejemplo.

En este contexto, crecen en otras áreas de la gestora como el departamento de administración y depositaria, el cual trabaja también para otras gestoras, o su apuesta por las EAFI, agencias o sociedades de valores, con las que establecen una relación de socios. Por otro lado, acaban de recibir la autorización para asesorar a otras instituciones en materia de inversión. Asimismo, la firma cuenta con el pasaporte comunitario para gestionar en toda Europa, por ahora lo aplican en Luxemburgo y Portugal.

El negocio institucional era una de las cuatro I que definían la línea estratégica de la gestora el año pasado. Este 2016 enclavan la misma en las tres C: contenido, centralización en España y capacidad de integración de las distintas áreas de gestión, administración, control y depositaria que forman la gestora. Este último se resume en eficiencia de costes y economías de escala, mientras que la primera C -contenido- se plasma en su nueva aplicación local denominada Scope, donde se recogen todas las ideas y visiones del equipo. 

Riesgo de una subida de tipos más acelerada

Para este año complicado que acaba de empezar, Gabriel Ximénez de Embún, director de inversiones de Credit Suisse Gestión, reduce las expectativas más catastrofistas de una recesión global dada la posibilidad de aumentar el balance que tienen el banco central europeo, japonés y chino. La zona con mejor momentum para Ximénez de Embún sería Europa, donde “el crédito empieza a responder y el Banco Central Europeo tiene motivos y herramientas para seguir actuando”.

Respecto a EE.UU., “el consumo aleja los temores de recesión inminente”, contextualiza. Aunque se haya producido un “parón en el sector manufacturero, éste solo representa el 12% de la economía americana, frente al 66% del sector servicios”. Además, añade, “el mercado laboral sigue sano”.

El mayor riesgo para Ximénez de Embún está en que exista un repunte de la inflación. Si esto ocurre, en vez de que la subida de tipos en EE.UU. fuera gradual, se aceleraría esta subida y supondría un impacto importante en los mercados, explica.

Este riesgo lo monitoriza Gregorio Oyaga, responsable de renta fija de Credit Suisse Gestión, así como el twist de deuda en EE.UU. valora positivamente la compra de renta fija investment grade que se utilizará “para controlar la volatilidad del mercado en momentos de stress”. Por otra parte, espera más medidas del BCE como la compra de préstamos bancarios. Defiende esta idea en que “se está pidiendo a los bancos que sean más seguros y que den crédito, pero para eso hay que limpiar su balance”.

Los híbridos

No considera que haya oportunidades en deuda soberana más que las apuesta de valor relativo de periféricos frente a la renta fija alemana, en crédito valoran por encima de todo que exista liquidez y no cree que sea el momento de entrar en high yield.

Seguirán una estrategia de extremos consistente en que una parte de la cartera se invierta en depósitos y la otra en deuda de emisores europeos emitida en dólares e híbridos corporativos, principalmente del sector utilities y telecos, y el pasado año, energía. Hace especial énfasis en esta última inversión: “en vez de buscar el plus de rentabilidad en la deuda senior de compañías o en el high yield, preferimos bajar en la estructura de capital -deuda subordinada- de compañías con un grado de crédito controlado”.  En estas emisiones vigilan especialmente el rating y un punto fundamental: “los aspectos jurídicos del folleto”.

Bolsa: Europa

En definitiva, es un año de gestión activa, como también lo será en renta variable. “Habrá que realizar una gestión rápida y se requiere el uso de coberturas”, puntualiza Patricia López del Río, responsable de renta variable de Credit Suisse Gestión. En cuanto a las valoraciones, “el único mercado con valoraciones razonables es el europeo”, determina.

Los catalizadores son, para López del Rio, los mensajes del BCE, los datos macro, la estabilización del petróleo, el soft landing de China y los resultados empresariales. Les gusta especialmente Alemania, y con permiso del panorama político, España. Por sectores, tecnología, telecomunicaciones y consumo cíclico. 

Profesionales

Noticias relacionadas