"Japón debe pasar de las Abenomics a las Womenomics"


Permal es la mayor firma especializada en fondos de hedge funds y forma parte de la red de filiales de Legg Mason Global AM desde 2005. El socio de Permal en España es BrightGate Capital. Isaac R. Souede, consejero delegado de la compañía, ha ofrecido en un encuentro con clientes su visión macro.

El máximo responsable de la firma observa que el mundo actual es “muy diferente al de 2008, y las economías están haciendo cosas muy diferentes”. Cree que “Estados Unidos está creciendo más fuerte de lo que la gente cree”, subraya el “experimento sin precedentes” que está desarrollando Japón y observa dificultades para salir de la recesión en Europa como grupo, así como tres importantes “virus” que están gripando todos los mercados emergentes, excepto a China: la debilidad de la divisa, la alta inflación y la caída brusca del crecimiento.

La buena noticia, en este contexto, es que Souede observa que ha caído la correlación entre las economías de todo el mundo, algo que califica de “gran evento” y que considera que es una señal de que “la selección de acciones está siendo mucho más gratificante tanto para el corto plazo como para el largo plazo”.

Estados Unidos: más crecimiento patrocinado por la Fed

A continuación, el máximo responsable de Permal ha procedido a analizar en mayor detalle las dinámicas internas de cada una de estas economías. Sus primeras palabras sobre Estados Unidos tienen que ver con la situación de fuerte confrontación política que está atravesando el país: “Los políticos siempre van a elegir la supervivencia antes que el suicidio, se verá todavía más drama desde ahora hasta las elecciones de 2016, es improbable que se resuelvan antes los problemas”.

El experto considera, al contrario que voces más conservadoras del mercado, que “el QE ha ayudado a la creación de empleo, pero muy lentamente”. No observa un cambio dramático en la renta fija estadounidense y además ve positiva la llegada de Jane Yellen a la presidencia de la Reserva Federal. “Obama pensaba que se había deshecho de las mujeres fuertes y dominantes con Hillary Clinton, pero ahora tiene a Yellen”, ha señalado el experto con una sonrisa en la cara.

De Estados Unidos destaca adicionalmente la fortaleza del consumo –que supone el 65% del PIB- y, especialmente, la revolución energética, que tacha de “transformacional”. Y da un punto de vista poco frecuente sobre la explotación de yacimientos de gas pizarra: “Va a ser una tremenda fuente de futuros ingresos por impuestos”. Concretamente, lo cifra en un 2% ó 3% en los próximos años.

En cuanto al comportamiento de la bolsa, no le interesan tanto las ganancias de la compañía –no cree que haya sido clave en 2013- sino el PER, que cree que se puede expandir 1 ó 2 veces, lo que implicaría “una subida del 10% de las acciones”. Al contrario que otras casas de inversión, Souede rechaza invertir en multinacionales por su exposición a emergentes y a las debilitadas divisas de estos países y afirma de estas empresas que van a necesitar recapitalizarse… “por lo que la parte de activismo va a ser mucho más interesante”. En cambio, prefiere basar su estrategia en compañías de pequeña y mediana capitalización con exposición doméstica que les permita beneficiarse del crecimiento en Estados Unidos.

Souede observa que esta desconfianza hacia la clase política estadounidense podría ser una de las explicaciones de por qué la divisa sigue débil frente al euro, aunque no cree que sea el único factor pues también considera como factores responsables del cruce entre divisas el examen a los bancos que se va a hacer en Europa y su creencia de que Portugal dará problemas el año que viene. Para el responsable de Permal, el cruce del euro debería situarse en 1,26 dólares, aunque advierte que “las divisas son perversas” y que en los próximos meses se podrán observar “direcciones muy exageradas”.

Japón: un largo camino de reformas estructurales

Souede muestra su preocupación sobre la capacidad de Shinzo Abe, presidente de Japón, para poder implementar la tercera flecha de sus Abenomics, la que viene de la parte de las reformas estructurales. El consejero delegado de Permal observa que, al seguir debilitando el yen, el país está importando inflación. Con un peso del consumo del 60% sobre el PIB, para Souede esto sólo puede significar que se deben incrementar los salarios, algo imposible de momento teniendo en cuenta la fuerte necesidad de dinamización que presenta el tejido empresarial nipón.

El experto alerta de que los inversores deberían prestar atención a un posible colapso fiscal del país. “Tienen que cambiar estructuralmente, de otra manera no va a funcionar y si fracasan afectará a todo el mundo, creando un tsunami en el mercado de renta fija”, afirma Isaac Souede rotundamente. Éste añade que a Japón no le va a quedar más remedio que dejar las Abenomics y “tratar con la emigración y las womenomics”, es decir, relajar las condiciones de entrada de extranjeros al país y estimular la incorporación de la mujer al mercado laboral para poder solucionar el problema demográfico del país, el más envejecido del mundo.

Pero el reto no queda ahí: habida cuenta del fuerte conservadurismo de la población nipona, Souede observa que Abe está apelando al nacionalismo para cambiar la mentalidad japonesa, lanzando el mensaje de que si no se hacen bien las cosas, Japón quedará a merced de China.

Otro de los retos que debería afrontar Abe es el de la exigencia de los mercados: para el responsable de la filial de Legg Mason, la implementación de las medidas –entre ellas la subida gradual del IVA- va a ser muy lenta; el problema es que el mercado ponga los resultados en precio antes de tiempo.

China: apertura sí o sí

Souede introduce algunos matices en la repetida afirmación entre las voces del mercado de que China está preparando la transición desde un modelo económico basado en la exportación a otro basado en el consumo interno. Aunque está de acuerdo, el experto afirma que Xi Jinping, actual presidente del dragón asiático, “es un maoísta de corazón” y lo que pretende es llevar a China a un mayor consumo de la clase media, en vez de al consumo de bienes de lujo. El problema es que este cambio estructural también llevará su tiempo: el experto cifra en el 35% el peso del consumo chino sobre el PIB, y cree que alcanzar el 50% llevaría 20 años. Además, para lograrlo ve imprescindible que el Estado chino cree una red social de asistencia médica que dé confianza a la gente, pues actualmente los chinos ahorran una gran parte de sus sueldos para poder tener acceso a asistencia sanitaria.

En cualquier caso, para el consejero delegado de Permal la clave pasa por una reforma que permita la apertura a la inversión extranjera de los mercados de renta variable y renta fija chinos (uno de los proyectos es la creación de un mercado de bonos corporativos y otro de bonos municipales). Esto permitiría que el renminbi se convirtiera en la primera divisa de reserva en China para el año 2020 (actualmente el país tiene 3,7 billones de dólares en reservas, equivalente al 45% de su PIB). Adicionalmente, observa que el renminbi va a seguir apreciándose contra el billete verde durante los próximos cinco años, aunque a menor ritmo.

Europa: mucho por hacer

Efectivamente, en su revisión al mercado europeo una de las mayores preocupaciones que ha abordado Isaac Souede es la de que Portugal seguramente vaya a necesitar estructurar su deuda, y fecha este evento en 2014. Además, a tenor del último mensaje lanzado por Mario Draghi, el experto muestra su convencimiento de que el BCE intervendrá de alguna forma en este proceso.

El segundo escollo europeo que observa el experto se localiza en el sector bancario, aunque considera que los test de estrés que se realizarán próximamente a la banca “son un signo de curación”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído