Janus Capital ve probable que Estados Unidos pierda la Triple A


A punto de que se agote el tiempo para que aumente el límite de deuda estadounidense, el mercado de renta fija parece estar engañosamente tranquilo, según analiza Gibson Smith, co-director de renta fija de la gestora de fondos Janus Capital.  

A pesar de la amenzante perspectiva de un impago estadounidense sin precedentes, las rentabilidades se han mantenido estables, en parte porque no existen refugios alternativos para los inversores (aparte del efectivo y el oro). No obstante, Gibson Smith piensa que el riesgo de que Estados Unidos pierda su calificación de AAA aumenta día a día. 

Con respecto al mercado de renta fija, Smith entiende que ninguna de las partes en el Congreso apoya un plan con una reducción sustancial del déficit. Esto hace que las agencias  rebajen la calificación de la deuda estadounidense, con consecuencias más allá de los bonos del Tesoro. Aproximadamente el 72% del mercado de bonos estadounidense, según la representación del índice Barclays Capital U.S. Aggregate Bond Index, podría ahora ver caer su calificación, debido a su alta proporción de deuda relacionada con el Gobierno. 

En el análisis que hace Smith, el recorte en la calificación tendría implicaciones directas sobre la calidad del mercado de renta fija en general, así como ramificaciones potencialmente graves para los inversores de renta fija. Según explica Smith, el desconocimiento de los resultados de una alta proporción del mercado de renta fija tendrá como consecuencia tipos más altos cuando caiga la calidad del crédito y aumente el riesgo de deuda soberana. 

La visión de Janus Capital con respecto a la falta de acuerdo sobre una restricción fiscal significativa en el Congreso estadounidense hace que suban las rentabilidades. Un enfoque que permita a los gestores una mayor flexibilidad para gestionar el riesgo es según Smith la mejor solución para navegar por el mercado. 

Los límites de la política de inversion tradicional respecto a la duración pueden someter a los inversores a un mayor riesgo de tipos de interés y de pérdida de capital si tenemos en cuenta la sensibilidad del benchmark a dichos tipos de interés y a la duración reciente. La conclusión de Smith con respecto a las decisiones tomadas en torno al problema del techo de deuda es que ha extremado la incertidumbre y el potencial de una volatilidad significativa en los mercados de capital. “Son los inversores los que deben ser juiciosos en este contexto, evaluar y ajustar sus directrices para la renta fija, a fin de alinear su filosofía de inversion con los resultados deseados”, concluye el experto.

Noticias relacionadas

Lo más leído