J. Safra Sarasin: "Panamá jugará un papel importante en la consolidación de la industria de asset management y banca privada en la región"


El banco J. Safra Sarasin fue fundado en 1841, pero no fue hasta el año pasado con la compra de Banco Sarasin a Rabobank que consiguió situarse como una de las bancas privadas más grandes del mundo. Y aunque se definen como un banco suizo, con sus oficinas principales en Basilea, tiene fuertes raíces latinoamericanas. Hablamos con Adrian Zadeh, CEO del banco J. Safra Sarasin Bahamas y J. Safra Sarasin Asset Management Panamá, sobre el modelo de negocio de banca privada de la entidad y sus planes de futuro.

La entidad, aunque está situada en las Bahamas, tiene presencia en Latinoamérica desde 1983 (aunque topera en Brasil desde mucho antes). "La Bahamas es un centro financiero con una tradición bancaria y un entorno político estable", indica Zadeh. Sin embargo, actualmente es otro país el que capta su atención. "Panamá es el centro financiero de mayor crecimiento en la región, actuando como un importante hub para la región", explica.

Considera que "Panamá jugará un papel importante en el proceso de consolidación de la industria de asset management y banca privada en la región". Una de las razones por las cuales "estamos incrementando nuestra presencia en Panamá para continuar nuestra expansión en la región, sacando provecho del fácil acceso que ofrece Panamá para acceder a otros mercados de Latinoamérica. J. Safra Sarasin está preparado para actuar ante las oportunidades que puedan aparecer, incluyendo sumar nuevas oficinas en mercados claves", comenta.

Sin embargo, ante la posibilidad de que la imagen de ser un banco privado extranjero sea una desventaja para la entidad frente a jugadores regionales o locales, Zadeh considera que no es así. "Los clientes están mirando cada vez más a la diversificación y eso incluye diferentes jurisdicciones. Nosotros les proveemos de una rango de aternativas de inversión en diferentes mercados y monedas que se pueden ajustar a sus necesidades y expectativas", explica. Por otra parte, Latinoamérica no está exenta de importantes retos en el desarrollo del negocio de banca privada y asset management en el mundo. En este sentido, Zadeh destaca como el más importante el entorno normativo cada vez más complejo.

En términos globales

El grupo Safra está dirigido por Joseph Y. Safra, uno de los hombres más ricos de Brasil (con una fortuna estimada en 15.000 millones de dólares, según Forbes). El grupo cuenta con activos bajo gestión de alrededor de los 200.000 millones de dólares, con presencia además de en Latinoamérica, en Estados Unidos, Europa, Oriente Medio y Asia. Actualmente está trabajando para cerrar la compra del negocio suizo de Morgan Stanley, anunciado en abril de este año.

"J. Safra Sarasin Group es un símbolo de la tradición de la banca privada en el mundo, haciendo hincapié en la seguridad y el crecimiento conservador bien administrado para los clientes", explica Zadeh. "Nuestros valores fundamentales son la innovación, la dedicación a nuestros clientes, que somos una empresa familiar, compatible, discreta, transparente, dedicada al negocio con una perspectiva a largo plazo", añade.

La entidad ofrece servicios de asesoriamiento en la inversión y asset management tanto para clientes privados como para institucionales. Para la selección de clientes no se basan en el patrimonio, sino que son seleccionados a través de recomendaciones y relaciones personales.

Empresas

Lo más leído