J.P. Morgan recomienda comenzar a aumentar la exposición a riesgo


Pese a las subidas bursátiles que se viven desde marzo, el mundo es todavía muy incierto y, por ello, desde J.P. Morgan AM mantienen la prudencia a la hora de hablar de inversiones. Recomiendan ir recomponiendo las carteras y comenzar a aumentar la exposición a activos de riesgo, pero siempre ateniéndose a la tolerancia de cada inversor y con una clara preferencia por los activos más defensivos.



Según Manuel Arroyo, director de inversiones de la gestora en España, en renta variable es el momento de los mercados emergentes, especialmente India y China, ya que, como explica, son los que están teniendo un crecimiento del PIB más destacado.



Respecto a Europa y Estados Unidos se muestra cauto en su recuperación. Desde la entidad coinciden con el consenso de mercado en que la recuperación estadounidense llegará en la segunda parte de este año y que Europa seguirá ese camino ya a comienzos de 2010. En todo caso, las cosas no serán como antes. "Habrá crecimiento positivo, pero no volveremos a las tasas de antes de la crisis, los crecimientos serán moderados", dice Arroyo. En este sentido prevé un incremento del PIB de hasta el 2% en Estados Unidos antes de que acabe el año y algo inferior en Europa. En el maremágnum de letras para definir la crisis, este experto se decanta por la U, ya que cree que "los problemas se van a solucionar a largo plazo".



Por sectores, la gestora se decanta por el industrial, automovilístico, seguros y el financiero.



JPMorgan AM también se muestra positivo en crédito, de alta calidad para inversores más conservadores y high yield para perfiles de más riesgo, y recomienda sobre todo considerar los convertibles como una buena manera de aprovechar la revalorización de los mercados con garantías. En los últimos meses, la entidad había aumentado su exposición a deuda soberana, aunque recientemente está reduciendo ligeramente esta apuesta. En todo caso, es una apuesta de duración y se decantan por los tramos cortos de la curva.



En materias primas, Arroyo prevé que según vaya aumentando el crecimiento de la economía, aumentará también la demanda de materias primas por lo que cree que tiene sentido tener exposición a este activo aunque siempre a través de una cartera diversificada, ya que "no se debe intentar jugar a dar con el precio justo" de cada materia. "A largo plazo los precios estarán sostenidos por el desajuste actual entre la demanda y la oferta, pero a corto plazo todavía prevemos volatilidad en este activo", asegura el director de inversiones de JPMorgan AM.



Respecto a la eterna duda de si habrá un escenario de inflación, hiperinflación o deflación, en JPMorgan AM se decantan por una situación de inflación moderada. Creen que los tipos de interés se mantendrán bajos durante mucho tiempo y que las autoridades monetarias estarán alerta de un posible riesgo de deflación, con lo que actuarían llegado el caso.





No obstante, Arroyo recuerda que julio y agosto suelen ser meses complicados, en los que la volatilidad suele ser más elevada.


 

Empresas

Lo más leído