J.P. Morgan AM vuelve a apostar por Japón


En J.P. Morgan AM han comenzado el año con una posición novedosa: su apuesta por el mercado japonés. Pese a que sigue siendo una economía denostada por muchos, en la gestora estadounidense consideran que es un buen momento para volver al país nipón. "Está en su momento más barato de los último 20 años, es una buena oportunidad de entrar", explica Manuel Arroyo, director de inversiones de J.P. Morgan AM en España. "Es un mercado difícil de leer, pero se ha quedado por detrás de Estados Unidos y Europa y es una economía que se beneficiará de la fortaleza de Asia y de la recuperación de Estados Unidos y Europa, que creemos que se producirá este año".

Y es que en la gestora se muestran positivos de cara al nuevo año. Consideran que la volatilidad se mantendrá en los mercados pero creen que los activos de riesgo tendrán mejores resultados que los defensivos. Las claves de cara a 2011 son el entorno macroeconómico de Estados Unidos, la solución de los problemas de financiación de los países periféricos de Europa y las tensiones inflacionistas en los mercados emergentes.

Respecto a Estados Unidos, en la gestora prevén un crecimiento para ese país del 3% para 2011, un punto por encima del consenso de mercado ya que creen que este año puede ser "sorprendentemente positivo" para el país, puesto que ya se han dado los ajustes necesarios tanto en el sector empresarial, como en el ahorro familiar y en el mercado inmobiliario y, por otra parte, la Fed continuará con su política de tipos de interés bajos y políticas fiscales expansivas. Los riesgos que apunta Arroyo para este mercado son que no desciendan los precios de las viviendas, que se mantenga el elevado déficit público y que no aumente la demanda de crédito. En general, Arroyo cree que Estados Unidos "lo va hacer realmente bien este año".

En cuanto a Europa, Arroyo no descarta ningún escenario para los próximos meses pero cree que las posibilidades de que España necesite ser rescatada son muy bajas. Considera que el plan de rescate de las cajas anunciado estos días por el Gobierno ayudará a que los inversores vean una mayor transparencia en el mercado financiero español, lo que es "bueno ya que con más información se aporta una mayor tranquilidad y disminuye la volatilidad". En todo caso, cree que es necesario que Europa solucione globalmente los problemas de financiación de los distintos países y mientras eso no suceda, continuará la volatilidad.

En los mercados emergentes, en los que J.P. Morgan AM se muestra muy positivo, el riesgo que detectan son las tensiones inflacionistas que comienzan a surgir en países como China. En general, apuestan por China, India, Brasil y, en menor medida, Rusia.

Para las inversiones, en J.P. Morgan AM se muestran positivos para la renta variable, Estados Unidos y emergentes. Consideran que 2011 será un buen año aunque no se repetirán las rentabilidades de 2010. Arroyo cree que la volatilidad se mantendrá en los mercados y apuesta por los sectores más cíclicos. En cuanto al mercado español, el experto cree que fue excesivamente penalizado el año pasado por lo que considera que este año se debería ver buenos resultados, especialmente, teniendo en cuenta la internacionalización de numerosas compañías nacionales. "Hay buenas oportunidades con valoraciones muy atractivas", dice.

Empresas

Lo más leído