J.P.Morgan AM: “Se avecinan tiempos mejores”


“Se avecinan tiempos mejores. Aunque los tipos de los bunds alemanes no lo reflejan, la eurozona está avanzando. Grecia recibirá el siguiente tramo de fondos de rescate y la carga de su deuda se ha aligerado gracias a unos tipos de interés mas bajos y unos periodos de devolución más largos. Está claro que serán necesarias más medidas -muy probablemente en la línea de condonaciones de deuda como las conseguidas por otros países muy endeudados-, pero eso puede esperar”, aseguran los expertos de J.P.Morgan Asset Management en su informe semanal de mercados. En su opinión, existen algunos datos para el optimismo.

La balanza comercial de Alemania con el resto de la eurozona empieza a ser deficitaria, justo cuando las de Italia y España muestran superávit. “Esto forma parte del crucial reajuste que debe tener lugar dentro de la unión monetaria. Uno de los motivos por el que los bancos de los países centrales estaban tan expuestos a los periféricos era que estaban financiando los déficits comerciales de esos países. Si bien la financiación transfronteriza es necesaria para el funcionamiento de la eurozona, tiene que ser sostenible. Antes no lo era. Ahora que los costes laborales relativos han caído drásticamente, incluso a niveles pre-euro en el caso de España y Grecia, las balanzas comerciales mejorarán y los periféricos necesitarán menos financiación externa”.

“En el ámbito de los mercados financieros, España también emite señales alentadoras. Los tipos de la deuda pública han retrocedido hasta los niveles del pasado mes de marzo. Después de las continuas revisiones negativas de las estimaciones de beneficios empresariales, sobre todo para el sector financiero, los analistas comienzan a prever tiempos mejores. Las estimaciones de beneficios de los próximos 12 meses subieron un 3,7% en noviembre para el índice MSCI IMI Spain y un 7,9% para el sector financiero. Si el recién creado ‘banco malo permite que los bancos comiencen a prestar de nuevo, el crecimiento económico por fin podrá recuperarse”, señalan.

Estados Unidos y la ‘psicología del precipicio’

Aunque finalmente Estados Unidos evite el precipicio fiscal, como esperan en J.P.Morgan AM, en la firma consideran que la economía se verá perjudicada en cualquier caso debido a la incertidumbre acerca del resultado, que inducirá a las empresas a no contratar y aumentará la resistencia a gastar de los consumidores. “Si bien la idea parece intuitivamente evidente, es difícil discernir cual será realmente su impacto en comparación con otros factores, como la tasa de desempleo”, afirman.

La gestora percibe que algunos comportamientos ciertamente han cambiado. “Las empresas están acelerando la distribución de dividendos para evitar unos tipos impositivos más altos el próximo año. La incertidumbre, por tanto, tiene más que ver con la composición exacta de los recortes de gastos y las subidas de impuestos que con su probabilidad. Las empresas y los consumidores ya lo habrán descontado en sus planes y, por consiguiente, la inversión no se verá materialmente afectada simplemente porque las negociaciones aún estén en marcha”, aseveran.

Archivos adjuntos

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas