J. P. Morgan AM prevé un escenario favorable para la renta variable


Desde J. P. Morgan AM prevén un crecimiento económico moderado para los próximos trimestres. Por tanto, el escenario para los activos de riesgo, como la renta variable, seguirá siendo favorable, aunque las rentabilidades serán más discretas que en 2009. “A día de hoy no esperamos una corrección importante, aunque no descartamos que pueda llegar a producirse”, explica Manuel Arroyo, director de Inversiones de la gestora para España y Portugal.



Actualmente el mercado descuenta un subida de tipos próxima a los 100 puntos básicos. Sin embargo, en J. P. Morgan AM no creen que los bancos centrales consideren oportuno endurecer la política monetaria mientras persista el deterioro en el mercado laboral y el exceso de capacidad instalada, por lo que los tipos podrían mantenerse en los niveles actuales hasta finales de 2010.



Además de la buena coyuntura macroeconómica, la renta variable también cuenta con valoraciones atractivas, por lo que supone uno de los activos más interesantes en términos de rentabilidad ajustada al riesgo. Los mercados favoritos de la gestora son Estados Unidos y Reino Unido, así como los asiáticos. Por sectores, en la entidad consideran que es momento de centrarse en los menos cíclicos, como consumo y farmacia, aunque sin recurrir tampoco a las opciones más defensivas, como telecomunicaciones.



En cuanto a la renta fija, prevén una cierta inestabilidad para la deuda soberana. “No es un activo en el que estar en 2010, aunque tampoco creemos que se esté produciendo una burbuja”, comenta Arroyo. En el segmento de crédito, consideran que los bonos de high yield generarán más oportunidades que la deuda con grado de inversión, cuyos diferenciales ya han vuelto a los niveles anteriores a la crisis. También encuentran valor en la deuda emergente y en los bonos convertibles.

Empresas

Lo más leído