J.P. Morgan AM lanza la segunda versión de su fondo de deuda emergente


Antes el verano, J.P. Morgan AM comercializó en España el  JPM Emerging Markets Corporate Bond Portfolio Fund , fondo cerrado que invertía en deuda emergente y con el que captó más de 100 millones de euros. Ahora, lanza la segunda versión del producto, con una rentabilidad bruta media esperada de la cartera modelo de entre el 6% y el 7% anual.

El JPM Emerging Markets Corporate Bond Portfolio Fund II está actualmente abierto a suscripciones. La cartera tendrá un horizonte de inversión de cinco años, momento de vencimiento medio de los bonos en cartera, pagará un cupón anual, en marzo de cada año, y tendrá entre 40 y 50 títulos en cartera, con una calidad crediticia media de BB-. El fondo está denominado en dólares y existe una clase en euros cubierta.

Al igual que en su primera versión, este fondo tiene una política de inversión de "buy and hold", por lo que una vez cerrado el periodo de comercialización se cerrará a nuevas suscripciones. En España no existen los fondos cerrados como tal, pero ante las oportunidades que se pueden encontrar en algunos activos que se negocian en mercados de menor liquidez las gestoras optan por aplicar elevadas comisiones de suscripción y reembolsas, lo que les permite mantener un patrimonio estable mientras madura la inversión en cartera. La comisión de reembolso durante los cinco años de vida del producto será del 2%. La de gestión es del 1,5% para la clase D y del 1% en la clase A.

La cartera modelo de este producto (la definitiva no se tendrá hasta que se cierre el periodo de comercialización y los gestores acudan al mercado a invertir) está invertida en un 43% en bonos de Rusia, Ucrania y Kazajistán, 30% en Latinoamérica, 24% en Asia y 3% en liquidez. En cuanto a sectores, las principalos posiciones estarán en bancos, financieras, fabricación, compañías de servicios y energía eléctrica.

El fondo está gestionado por el mismo equipo que en la primera versión, Alain Defise y Pierre-Yves Bareau, quienes cuentan además con un equipo de equipo de gestión de 20 gestores y analistas especializados en deuda emergente, ubicados en siete países diferentes.

El éxito de los fondos cerrados

A comienzos de 2009, numerosas entidades decidieron recurrir a los fondos "cerrados" para aprovechar las oportunidades que en ese momento ofrecía la renta fija privada. Antes de verano, esa tendencia volvió al mercado aunque, en esta ocasión, el activo de interés es la renta fija emergente. Así, DWS Investments y J.P.Morgan AM lanzaron sendos productos con esas características.

En el caso del fondo de J.P. Morgan AM comercializado antes del verano, la rentabilidad bruta media esperada de la cartera modelo era del 7,7% anual. También entonces, el horizonte temporal del producto era de cinco años (leer noticia).

Empresas

Lo más leído