IVO Fixed Income: un enfoque diferente en renta fija corporativa emergente


TRIBUNA de Michael Israel, socio de IVO Capital Partners y cogestor del fondo IVO Fixed Income. Comentario patrocinado por Groupama AM.

El entorno de tipos de interés persistentemente bajos en el que nos encontramos está generando dificultades a los inversores más conservadores a la hora de encontrar calidad y rentabilidad en sus inversiones.

Por este motivo, en el año 2015 decidimos lanzar el fondo IVO Fixed Income, que invierte principalmente en bonos corporativos internacionales de alto rendimiento y hard currency a través de una estrategia flexible a nivel geográfico.

Asimismo, este año hemos llegado a un acuerdo con Groupama Asset Management para que distribuya en exclusiva el fondo en toda la península ibérica (España, Portugal, Andorra). Esta colaboración es el resultado de una lógica de convergencia de objetivos. A través de este enfoque de arquitectura abierta, Groupama Asset Management amplía también la gama de expertise en gestión que ofrece a sus clientes-inversores.

El fondo tiene un sesgo a países emergentes, la principal razón es que el mercado de renta fija emergente ofrece estructuralmente más calidad que los mercados de renta fija de los países desarrollados. En este sentido, existen emisores emergentes que no pueden tener un rating o calificación crediticia mejor que la de su país de residencia en virtud del principio de sovereign ceiling aplicado por las agencias de calificación, y que muestran una mejor calidad crediticia que compañías estadounidenses o europeas, ofreciendo una rentabilidad superior con la misma calidad crediticia. Por otro lado, este mercado continúa infraponderado en los índices mundiales, siendo más grande que otros como el high yield americano y europeo y, por lo tanto, ofreciendo numerosas oportunidades de inversión.

Por último, durante casi 15 años, nos hemos enfrentado regularmente a movimientos fly to quality, que a menudo llevan a los gestores a reducir mecánicamente su distribución emergente independientemente de los fundamentos subyacentes. Esta dinámica beneficia nuestra estrategia.

La deuda emergente sufrió el año pasado importantes salidas de capital. Desde principios de año se beneficia de diferentes elementos de apoyo: la Reserva Federal ha abandonado su deseo de aumentar sus tipos de referencia, el dólar se está estabilizando y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China parecen calmarse. Asimismo, es interesante observar cómo muchas economías emergentes están al comienzo del ciclo económico (a diferencia de los mercados desarrollados) y que el endeudamiento medio corporativo en los mercados emergentes está en mínimos históricos desde 2012. Este contexto más favorable, unido a las rentabilidades individuales de algunas líneas de la cartera y el atractivo rendimiento del fondo (actualmente con un yield superior al 8% en euros) se ve reflejado en los flujos netos de entrada. El patrimonio del fondo pasó de 191 millones de euros a principios de año a 410 millones a 20 de octubre de 2019.

El fondo está expuesto principalmente a empresas argentinas, brasileñas y mexicanas. Esto marca una clara diferencia con los índices globales de high yield, en los que América Latina cuenta con menor representación.

En términos de sectores, el fondo tiene un marcado sesgo a materias primas, en especial a petróleo y gas (28%) dado que identificamos empresas de calidad con bajos costes de producción y que generan importantes flujos de caja libre. Además, muchas empresas en este sector se han estado desapalancando desde la última crisis del crudo.

El fondo está bien diversificado, con cerca de 70 emisores, en el que ninguno supera el 5% de los activos. El nivel de liquidez se sitúa en un rango del 5% al 10% (actualmente 8,4%), de modo que la gestión es flexible y puede aprovechar las oportunidades que surgen a nivel país o sector.

Por otro lado, cuando las condiciones del mercado son menos favorables y los spreads son más estrechos, el fondo puede mostrar un enfoque de carry defensivo de la mano de una duración más corta.

Por último, desde IVO Capital Partners, hemos visto cómo los gestores de carteras a menudo consideran el fondo como una alternativa complementaria a la gestión tradicional en high yield.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído