Iván Martín, de Aviva Gestión: "el mensaje es claramente comprador"


Ivan Martin gestiona el fondo Aviva Espabolsa, de Aviva Gestión, que acumula una rentabiliad positiva a 12 meses del 10%. Martín gestiona a largo plazo, por lo que la fiebre de ventas que estas jornadas está arrasando en la bolsa española no le ha hecho perder su objetivo. Considera que es un buen momento para entrar en renta variable para el inversor a largo plazo.

¿Estás reposicionando tu cartera en las últimas semanas? ¿Cómo y por qué?

No especialmente. Las posiciones de la cartera responden a criterios de largo plazo y valoración fundamental, con lo cual el fondo no está afectado en su composición central por movimientos de mercado de corto plazo. Es verdad que de forma puntual y si el mercado se vuelve “irracional” para algunos valores podemos rehacer o incrementar posiciones en determinadas compañías que conocemos bien, como es el caso de CAF.

¿A qué crees que se debe la bajada tan estrepitosa de la bolsa España en las últimas jornadas?

Los mercados en el corto plazo están liderados por las percepciones de riesgo de los agentes financieros, y la medida más aproximada de cómo ven los inversores el riesgo de invertir en España es el diferencial de tipos de nuestra deuda frente a la alemana, que está cotizando cerca de máximos. En este sentido el mercado percibe la inversión en bolsa española como arriesgada y por tanto la evita o la vende en relación al resto de bolsas, de ahí la estrepitosa caída de la bolsa española frente al resto de bolsas. Dicho lo cual, hay que dejar claro que esta percepción de riesgo va ligada a una realidad incuestionable que es la mala situación económica española. Por otro lado esta mala situación actual crea inmejorables oportunidades de inversión para el verdadero inversor a largo plazo.

¿Prevés que continúen los malos resultados por mucho tiempo?

Creo que los desequilibrios de la economía española son tan grandes que mucho me temo que tendremos que convivir con malos resultados relativos de los activos españoles en su conjunto durante una buena temporada.

¿Qué mensaje lanzarías a tus inversores en estos momentos de nerviosismo?

Un inversor que invierta en bolsa debe ser indiscutiblemente un inversor ligado al largo plazo, y como tal debe esperar rentabilidades anualizadas (digamos diez años) de entorno al 6-7%, asumiendo períodos de fuerte pérdida con otros de increíbles ganancias. Si hubieras comprado bolsa en un momento de pico, como por ejemplo el año 2000, hoy tendrías una rentabilidad anualizada del 0%, si lo hubieras comprado en el suelo de 2003 la rentabilidad sería del 9% anual. Creo que en estos momentos estamos en una situación parecida a la de marzo de 2003, por lo tanto el mensaje es claramente comprador.

Noticias relacionadas

Lo más leído