Iván Díez y Álvaro de Liniers (Groupama AM): “En 2017 el gran reto para la gestión va a seguir estando en las carteras conservadoras”


Groupama AM es una de las gestoras internacionales que más ha crecido en España en el último año. La firma ha superado ya los 1.000 millones de euros de patrimonio en el mercado español –su máximo histórico- y entre los objetivos que se han fijado Iván Díez, director general de Groupama AM para Iberia y Latinoamérica, y Álvaro de Liniers, responsable de Desarrollo de Negocio para España y Portugal, figura el seguir creciendo. “Para la viabilidad de una gestora extranjera en España es fundamental diversificar tu base de clientes y de productos. Es mejor tener 100 clientes con un millón de euros cada uno que un cliente de 100 millones. Es clave contar con un buen mix de cliente-producto. Si tienes todo concentrado, el riesgo es elevado. Nos centramos en todo tipo de clientes, tanto institucionales (fondos de pensiones, aseguradoras, mutuas de seguros, incluso tesorería de entidades financieras…), como distribuidores. Aquí estamos haciendo mucho hincapié en bancas privadas, fondos de fondos, EAFI, bancas personales... El negocio de distribución representa el 80% del mercado español”.

Según explican en una entrevista con Funds People, lo que intentan es hacer el dibujo de cada sector, para posteriormente analizar cuáles son las entidades más susceptibles con las que poder trabajar. Desde que la gestora anunciase la apertura de oficina en España han cambiado muchas cosas en la imagen que los clientes tienen de la entidad. “Cuando llegamos en 2008 éramos conocidos por nuestros fondos monetarios. No fue un año bueno en cuanto a mercados, pero sí para sembrar. Había mucho miedo y el hecho de ser una entidad con sesgo asegurador, con soluciones de inversión muy cercanas al perfil conservador del inversor español, nos sirvió para darnos a conocer y asentar la marca. A partir de 2014 hemos empezado a recoger los frutos”, señala Díez.

La gestora reforzó su gama donde consideraban que contaban con un expertise importante para poder ofrecer a sus clientes nuevas soluciones de inversión, lo que les ha permitido diversificar los activos gestionados. “Al principio el 90% de nuestro patrimonio estaba en fondos monetarios y hoy ese porcentaje se ha reducido al 50%, el cual se reparte a su vez entre tres estrategias: dos fondos monetarios (uno de ellos monetario corto plazo)  y un producto ultra corto plazo”.

Actualmente, más de 500 millones de euros los tienen en fondos que aportan más valor añadido. El crecimiento les está viniendo tanto por soluciones conservadoras como por la parte de activos de riesgo, como el Groupama Avenir Euro o el G Fund Alpha Fixed Income. “Hacemos una gestión muy adaptada al mercado español orientada a controlar mucho el riesgo. Con nuestras estrategias participamos activamente de las subidas del mercado, pero controlando las caídas y la volatilidad… Este tipo de productos son los más demandados por parte del inversor español que, incluso en los escenarios más adversos, sigue manteniendo mucho dinero en depósitos. Nuestras soluciones de inversión encajan con lo que necesita. El próximo año el gran reto de la gestión va a seguir siendo las carteras conservadoras, las carteras con un perfil de riesgo bajo, porque no hay alternativas en renta fija. Ahí disponemos de distintas soluciones, que es por donde está creciendo el negocio. Eso no significa que, dentro de la parte de activos de riesgo, no tengamos alternativas interesantes”, apuntan.

“No se puede ser bueno en todo ni pretendemos serlo. Tenemos unas áreas de expertise muy marcadas, como son la gestión activa de convicciones y stock picking en renta variable europea, la gestión de bonos convertibles, bonos ligados a la inflación, monetarios… Hay que centrarse en lo que sabes hacer, aportar valor añadido y ser consciente de que hay otros jugadores que pueden complementar lo que tú no ofreces. No tiene sentido que nosotros gestionemos fondos de bolsa americana o asiática. Para eso hay otros especialistas en la materia. Como proveedores de soluciones de inversión, disponemos de un equipo dedicado a la gestión de fondos de fondos en aquellas clases de activo o zonas geográficas donde no contamos con expertise, aunque como es lógico éstos no los comercializamos en España. Sólo ofrecemos aquello que nos demandan los clientes y donde añadimos valor. Recientemente hemos registrado dos fondos que ya están suscitando interés: un producto equivalente al cash y un fondo de bonos convertibles de corte conservador”, afirman.

La filosofía de Groupama AM

Groupama AM no es una gestora en la que cuente con cientos de analistas de compañías. “Nuestra filosofía pasa por fichar y formar buenos gestores, que sean capaces de encontrar ideas en un universo concreto, por ejemplo el de empresas europeas de pequeña y mediana capitalización, que es donde hay más ineficiencias y podemos encontrar más oportunidades. Nuestras estrategias se caracterizan por una limitada rotación y tenemos paciencia para invertir a largo plazo, lo cual nos permite distinguirnos frente a los competidores. Otro de los rasgos idiosincrásicos de la casa es que hacemos una gestión muy fácil de explicar. Por ejemplo, en renta variable europea, 100% stock picking, visión de largo plazo y baja rotación; en bonos ligados a la inflación, apuestas de duración y visión de largo plazo; en convertibles disponemos de dos fondos, uno más defensivo y otro más dinámico…”. En su opinión, el hecho de mantenerse fieles a la filosofía y de comercializar únicamente aquellas ideas en las que realmente consideran que son buenos es algo que los clientes valoran positivamente.

“El performance es importante, pero también la gestión patrimonialista. Groupama AM gestiona 100.000 millones de euros, de los que 75.000 son del grupo, que es lo que nos imprime ese sesgo de preservación de capital y nos diferencia del resto. También es importante competir en servicio, ofreciendo a los clientes transparencia, información detallada, que es algo que valoran especialmente… En definitiva, estando cerca de ellos, escucharles y atender sus necesidades”.

El hecho de que tanto Díez con Liniers hayan trabajado en el pasado en el mundo de la gestión y el análisis de fondos es algo que les ayuda en su día a día. “Los clientes aprecian mucho ese perfil técnico a la hora de hablar con ellos. Entiendes muy bien sus necesidades porque has estado en su lugar, sabemos dónde ir y qué ofrecer para ayudarles a la hora de encontrar soluciones de inversión. Como es lógico, no siempre tienes una solución de inversión para atender sus necesidades en un momento dado, pero sí que es clave que entiendan cuáles son tus fortalezas por si en un futuro te necesitan. Esto es válido tanto para una EAFI como para un gran grupo financiero. No hay cliente grande ni pequeño. Establecer estándares por tamaño es un error”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído