iShares: Por qué los ETF de deuda pueden alcanzar los 2 billones de dólares en 10 años


Las predicciones de iShares sobre la posibilidad de que el mercado de fondos cotizados de renta fija alcance los 2 billones de dólares en los próximos 10 años ha dado de qué hablar. Por eso Dodd Kittsley, estratega de la firma, responde a los comentarios en el blog de iShares. Bajo el título “The Future of Bond ETF Flows: Corporates, Munis & High Yield”, asegura ser consciente de la magnitud de dicha cifra, pero defiende por qué la creen “no sólo posible, sino probable”.

En primer lugar, señala los análisis que apuntan que, a finales del año pasado, los ETF representaban sólo el 0,3% de los activos de renta fija global, frente al 2,2% que suponen los fondos cotizados sobre renta variable en los activos bursátiles. “Si el mercado de ETF de deuda alcanzara el mismo nivel de penetración que el de ETF bursátiles, pasaría de 222.000 millones de dólares a 1,4 billones. Contando, además, con el potencial crecimiento del mercado, la estimación de 2 billones es incluso conservadora”, afirma el estratega.

Según sus cálculos, los productos de renta fija suponen el 18% de los activos de productos cotizados, por encima del 7% de 2007, justo antes del inicio de la crisis. “Los productos cotizados sobre deuda están liderando los flujos de la industria más que nunca, haciéndose con el 40% de cuota en la primera mitad de 2012. Si los flujos continúan su actual trayectoria, apoyarán la previsión”, añade.

De ahí su convicción de que el crecimiento en ETF sobre deuda será “sustancial”, sobre todo en segmentos del mercado donde la compra de bonos en el secundario es más complicada debido a la opacidad de precios y las limitaciones de liquidez, como crédito con grado de inversión, deuda municipal y high yield, donde la penetración de los ETF es aún baja. Por ejemplo, aunque los flujos hacia los ETP de renta fija corporativa han sido fuertes, los productos cotizados aún suponen sólo el 0,5% de los activos frente al 17% de los fondos de inversión. En deuda de alta rentabilidad, sobre todo de nombres más pequeños, la penetración es del 2,3% frente al 22,2% de los fondos tradicionales.

El estratega, que señala también ventajas menos tangibles de invertir en ETF, explica que “en la medida en que la evolución de los ETF sobre deuda continúe, la cuestión de fondo es si este fenómeno es demasiado fuerte como para ignorarlo”. Y se pregunta por qué “alguien querría ignorarlo: los ETF sobre renta fija pueden ser el futuro de la inversión en el universo de deuda”, apostilla.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído