Iosco crea un grupo de trabajo específico sobre índices financieros presidido por Martin Wheatley


La Organización Internacional de Comisiones de Valores, Iosco, ha anunciado la constitución de un grupo de trabajo que operará dentro del Consejo y estará encargado específicamente de los índices financieros. El objetivo de su creación es identificar los problemas relevantes relacionados con dichos índices y desarrollar unas guías, principios y políticas globales sobre las actividades que tengan particular relevancia para los reguladores de los mercados.

La organización ha decidido dar este paso ante los problemas de fraude, manipulación intencionada o actividades similares desvelados por las últimas investigaciones. Iosco menciona, en concreto, los recientes incidentes en los que se han visto envueltos el líbor, el euríbor y el tíbor.

El grupo de trabajo de alto nivel está compuesto por miembros del Consejo de Iosco y presidido por Martin Wheatley, director de la Autoridad de Servicios Financieros de Reino Unido, la FSA, y por Gary Gensler, presidente de la Comisión de Negociación sobre futuros de materias primas estadounidense, la CFTC por sus siglas en inglés. El grupo de trabajo tendrá en cuenta iniciativas relevantes sobre los índices de referencia tomadas por los políticos y representará a Iosco, junto con el presidente del Consejo de la organización, en cualquier iniciativa adicional de trabajo internacional sobre índices financieros.

En general, su mandato consiste en identificar problemas relacionados con los índices, ya sea en el mercado de valores, derivados u otros sectores financieros, así como definir los tipos de índices que son relevantes para los mercados financieros. También identificará temas de política sobre dichos índices, como el ejercicio de una apropiada revisión regulatoria del proceso de indexación, la puesta en marcha de procedimientos para su cálculo, la construcción de estructuras de gobernanza creíbles para evitar conflictos de interés o la garantía de transparencia en el proceso de indexación.

El grupo también tendrá que desarrollar guías y principios, incluyendo una autorregulación efectiva, sobre estos índices. Para ello, considerará temas relacionados con la transparencia en la información y los regímenes de sanciones, en cooperación con otros comités de expertos de Iosco.

Como primer objetivo, se ha fijado elaborar un documento de consulta a finales de 2012 o a principios de 2013, aunque desde la organización calculan que el grupo estará vigente al menos hasta el primer trimestre del año próximo, tiempo mínimo para que pueda realizar su trabajo.

Según el comunicado de la organización, Iosco está comprometido con la prevención de la manipulación de los índices y la recuperación de la confianza en este tema. Y es que considera que los índices son clave para establecer el precio de algunos instrumentos financieros. Las dudas sobre su integridad o precisión minan la confianza de los mercados, distorsionan la economía real y causan pérdidas a los inversores, según el comunicado.

“Los indices constituyen la base de la libertad, justicia y transparencia en las transacciones financieras, y las dudas sobre su integridad y operatividad deben eliminarse”, comenta Masamichi Kono, presidente del Consejo de Iosco. “Es importante desarrollar principios consistentes que aseguren la credibilidad e integridad de los índices, dada su naturaleza global y extensiva”, añade Wheatley. “Cuando los ciudadanos ahorran dinero en un fondo monetario o de renta fija a corto plazo, o firman una hipoteca para su casa o un crédito para un pequeño negocio, el tipo que reciben o pagan está basado a menudo, de forma directa o indirecta, en el líbor, por lo que es esencial que los índices sean transparentes y dignos de confianza”, apostilla Gensler.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído