Invesco registra en España un fondo de renta fija india


La renta fija emergente se ha ido convirtiendo en los últimos meses en uno de los temas de inversión más recomendados por las firmas de gestión, al considerar que este mercado ha ganado liquidez y que, especialmente en comparación con el "papel" desarrollado, el inversor sí se ve recompensado por el riesgo que está asumiendo. Ahora bien, ¿tiene sentido invertir en la renta fija de un solo país emergente? Desde Invesco AM observan oportunidades estratégicas en la deuda india, anticipándose a un cambio en el gobierno tras los diez años con el Partido del Congreso al frente del Ejecutivo. El país está celebrando actualmente los comicios de mayor tamaño y más largos del mundo: arrancaron el pasado 17 de abril con Narendra Modi (del partido nacionalista hindú BJP) y no terminarán hasta el próximo 12 de mayo, dado que se prevé que más de 800 millones de hindúes se pronuncien en las urnas.

“En los últimos años, India ha sufrido un déficit de reformas que debería haber llevado a cabo para mejorar su posición competitiva, como por ejemplo la liberalización de ciertos mercados (como el laboral, el energético o el suelo), que hubiesen permitido una mejora de las infraestructuras y una reducción de la corrupción”, explica el equipo de renta variable hindú de Invesco. Los expertos también apuntan que, hasta ahora, el país había tenido dificultades para disolver las trabas a inversiones extranjeras, en parte debido a la política del banco central, a medio camino entre el apoyo al crecimiento y la lucha contra la inflación.

Desde la gestora consideran que ha sido la debilidad de la rupia lo que finalmente ha convencido al gobierno de la necesidad de implementar nuevas reformas estructurales, “lo que podría liberar el potencial del país a largo plazo”. Se han dado algunos pasos ya en esta dirección, como por ejemplo el nombramiento de un nuevo gobernador para el Banco Central de la India; además, se ha conseguido estabilizar la cotización de la rupia y se ha reducido el déficit por cuenta corriente.

“La inflación y el déficit comercial han mostrado indicios de estabilización y el crecimiento del PIB indio parece estar tocando fondo debido a la gradual recuperación de la producción industrial, las exportaciones y un repunte del crecimiento de las inversiones”, añade el equipo de la firma. La clave de estas elecciones es que los votantes elijan a un gobierno que rompa con el inmovilismo y la corrupción que se han visto hasta ahora en el país, desarrollando un nuevo proyecto político de largo plazo en el que se implementen reformas “para mantener el optimismo de los mercados e inversores hacia el país”.

Para aprovechar este punto de inflexión y beneficiarse de las perspectivas de crecimiento a largo plazo, Invesco lanzó el pasado 23 de abril un fondo que invierte en renta fija hindú –tanto soberana como corporativa- denominada en dólares, así como en instrumentos del mercado monetario de la India. Concretamente, el objetivo es invertir un mínimo del 70% del patrimonio en bonos e instrumentos del mercado monetario y un máximo del 30% en liquidez o productos equivalentes. También cuenta con restricciones por rating: actualmente la deuda soberana india está calificada con grado de inversión; de empeorar la calidad de su nota crediticia, el fondo no podría invertir más de dos tercios del patrimonio en deuda gubernamental del país.

El producto responde al nombre Invesco India Bond, está domiciliado en Luxemburgo y se registró el 8 de mayo en el mercado español con clases de inversión A y C. Frankie Tai, que operará desde Hong Kong, será el gestor responsable del fondo; también ejerce como director asociado del equipo de renta fija de Invesco en Hong Kong y se ocupa asimismo de la gestión de los fondos Invesco Asia Balanced Fund e Invesco Renminbi Fixed Income Fund.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído