Invesco protagoniza la primera fusión entre fondos de Dublín y Luxemburgo


Un importante paso para racionalizar la oferta de fondos en el mercado europeo. Invesco anunció ayer la fusión de su fondo luxemburgués Invesco Euro Bond Fund con el irlandés Invesco Bond Fund, en un movimiento que, según la propia entidad, se adelanta a la futura reforma regulatoria que intentará hacer más competitiva y eficiente en costes la industria de fondos europea. La fusión de los dos productos es producto de las negociaciones con los organismos supervisores de los dos países. Aunque en la actualidad aún no hay una legislación que permita las fusiones entre fondos de diferentes países, los organismos supervisores entendieron, según fuentes de Invesco, las ventajas que traería la operación y dieron el visto bueno después de comprobar que se protegían los intereses de los inversores y se ajustaban a las legislaciones de los dos países. Estos mismos argumentos son los que han apoyado el desarrollo de la nueva directiva UCITS IV, que busca, entre sus objetivos, facilitar la racionalización de la industria de fondos europea, evitando duplicidades innecesarias y logrando economías de escala que se traduzcan en menores costes para los inversores. Según fuentes de Invesco, aunque la directiva aún no ha sido implementada, con esta fusión se pone en evidencia que ya son posibles las fusiones de fondos en Europa entre productos de distintos países siempre que exista disposición por parte de las autoridades de los países a los que pertenecen los fondos. "El ahorro de costes que se logre por la fusión de los dos fondos se trasladará a los inversores a través de una reducción de las comisiones de gestión", explica Jean-Baptiste de Franssu, consejero delegado de Invesco Europe. Los inversores de la clase retail del Euro Bond Fund, que se integrarán en el Invesco Bond Fund, se beneficiarán de una reducción de la comisión de 30 puntos básicos, un 25% de los costes totales del fondo. En el caso de la clase institucional, la reducción será de 26 puntos básicos, un 31% de los gastos totales. Para Diana Mackay, consejera delegada de Lipper FMI, la fusión de los fondos de Invesco muestra que "la consolidación de la industria europea de fondos puede realizarse incluso antes de que entre en vigor la nueva UCITS IV, que facilitará las fusiones transfronterizas". Invesco Think Tank, un grupo de opinión promovido por Invesco y en el que está Mackay, estimó en 2006 que la racionalización de la industria europea de fondos a través de la fusión de los productos más pequeños y similares que estén en diferentes países podría llevar a un ahorro entre 2.000 y 6.000 millones de euros. Este ahorro podría trasladarse a una rebaja de comisiones de unos 20 puntos básicos y mejorar la competitividad de los productos europeos frente a los estadounidenses, que tienen un tamaño cinco veces mayor que los europeos.

Lo más leído