Invesco: “Las infraestructuras asiáticas entran en una nueva fase”


En 2013, Asia estará centrada en la recuperación del crecimiento, tanto en términos económicos como de beneficios. Pese a la fragilidad de la economía mundial, la mayoría de los indicadores económicos de los países asiáticos tocaron fondo en el tercer trimestre de 2012 y muestran una clara tendencia de recuperación. "Los sectores relacionados con infraestructuras en Asia, excepto utilities, ofrecen valoraciones atractivas porque actualmente cotizan con un descuento de entre el 10 y el 30% con respecto a su valor contable promedio de siete años. Dada la brecha en las valoraciones entre sectores relacionados y no relacionados con infraestructuras, anticipamos rotaciones y una revaluación de los sectores relacionados con infraestructuras".

Según explica Invesco en su último informe sobre perspectivas de inversión para el mercado asiático, las inversiones en infraestructuras en la región asiática siguen fuertes porque contribuyen al crecimiento a largo plazo de una economía robusta y competitiva. "Por ejemplo, las redes de transporte público permiten desplazarse de forma eficiente y segura, por lo que varios países de Asia están realizando cuantiosas inversiones en este tipo de redes ante el aumento de la población urbana y para aliviar el tráfico en las ciudades".

Análisis por países

Por países, es probable que el nuevo gobierno de China continúe aumentando sus inversiones en infraestructuras, sobre todo en activos fijos (FAI), que llevan seis años creciendo cerca de un 20% anual en términos nominales, y en medidas de protección medioambiental y contra la contaminación.

En marzo, Fitch elevó la calificación crediticia de Filipinas a grado de inversión, lo que sin duda contribuirá a reducir los costes de financiación para los proyectos en infraestructuras. El gobierno se ha comprometido a acelerar el desarrollo de infraestructuras, principalmente de transporte, mediante sociedades público-privadas con el objetivo de mejorar su sector turístico y atender a 35,5 millones de turistas en 2016.

Tras las recientes inundaciones, el gobierno de Tailandia prevé invertir cerca de 2,3 billones de baht tailandeses (unos 60.000 millones de euros) en un plan de infraestructuras hasta 2016 del que se beneficiarán principalmente las empresas de ingeniería, construcción y cemento.

Con objeto de apoyar el crecimiento a medio y largo plazo en Indonesia, el gobierno prevé aumentar sus inversiones en infraestructuras en 2013-2014. Además de aumentar su red de autopistas, el país está construyendo un gasoducto que unirá el este y el oeste de Java, lo que modificará las dinámicas de la oferta de gas en Indonesia y afectará a la eficiencia energética y las emisiones de carbono. Para Invesco, los proveedores de cemento y materiales, las distribuidoras de gas y las contratas de ingeniería serán las más beneficiadas.

Desde una perspectiva de selección de activos (bottom-up), Invesco considera que el progresivo aumento de proyectos de infraestructuras en Asia ofrece múltiples oportunidades de crecimiento para las empresas del sector, lo que a su vez podría generar interesantes oportunidades de inversión. "El impulso macro y de los beneficios, combinado con las robustas previsiones de inversión en infraestructuras, confirman que las infraestructuras asiáticas están entrando en una nueva fase".

Noticias relacionadas

Lo más leído