Invesco: las bolsas chinas han descontado las restricciones monetarias de 2011


Joseph Tang, director de Inversión de Invesco Asia Pacífico, responde en el último informe trimestral del equipo de Invesco en Hong Kong, a varias preguntas sobre el mercado chino. Entre sus respuestas, destaca su convicción de que la renta variable china se encuentra en niveles atractivos, tanto por valoraciones como porque los inversores han descontado la restricción monetaria esperada para 2011. Además, espera que la inflación toque techo a mitad de año y comenta que la prioridad actual del Gobierno es lograr un crecimiento económico sostenido.

1) A pesar del fuerte crecimiento de la economía real, los mercados bursátiles chinos se han rezagado respecto a otros mercados bursátiles regionales similares. ¿Cuál es su punto de vista respecto a la renta variable china en 2011?

En nuestra opinión, en 2010 la renta variable china quedó rezagada respecto a otros mercados bursátiles regionales debido a los temores de los inversores sobre las políticas restrictivas monetarias y fiscales chinas. Con dos subidas de tipos de interés, así como de los Ratios de Reservas Requeridas, desde el cuarto trimestre de 2010, los inversores ya han descontado gran parte de la restricción adicional esperada durante este año, como ha demostrado la reciente subida de la tasa interbancaria de Shangai del renminbi, y, por lo tanto, reducido la amenaza. Es más, nuestras perspectivas siguen siendo positivas, basándonos en las valoraciones, con el índice MSCI China cotizando actualmente a PER 2011 de 12,0x, lo que supone un ligero descuento respecto a la región y estar un poco por debajo de su media histórica (desde 1994) de 12,9x. Se espera que el crecimiento de los beneficios supere el 25% en 2010, y alrededor del 15% en 2011. La valoración de las acciones domésticas de clase A es incluso más atractiva, con múltiplos cotizando en mínimos de PER 2011 de 14,1x, más de una desviación típica por debajo de la media de 13 años situada en 24x, con casi un 30% de crecimiento de BPA esperado en 2010 y de alrededor de un 20% en 2011. Consideramos que la valoración actual de mercado supone una oportunidad atractiva para poder beneficiarse del crecimiento a largo plazo de China.

2) El Índice de Precios al Consumo (IPC) alcanzó en noviembre el 5,1 por ciento, su nivel más alto en los últimos 28 meses. ¿Se espera que la inflación toque techo pronto?

En términos generales, la inflación experimentó una tendencia creciente durante el cuarto trimestre de 2010, con el IPC subiendo desde un 3,6% interanual en septiembre a un 4,4% en octubre, y alcanzando un 5,1% en noviembre. Esta subida se debió en gran medida al repunte de los precios de los alimentos, que subieron un 10,1% en octubre. En noviembre, el Consejo de Estado impulsó de manera proactiva una serie de medidas para controlar la inflación. Estas medidas pretenden: 1) estimular la producción agrícola, 2) estabilizar la oferta de productos agrícolas y fertilizantes, 3) reducir el coste de los productos agrícolas y 4) asegurar la oferta de carbón, electricidad, combustible y gas, entre otros. Teniendo en cuenta los asuntos relacionados con la oferta monetaria a nivel global, los factores estacionales (la celebración del Nuevo Año Chino está a la vuelta de la esquina) y las condiciones climatológicas (por ejemplo, las sequías e inundaciones ocurridas en distintas regiones de China), esperamos que la inflación siga elevada durante los próximos meses (el consenso se sitúa entre el 4,5% y el 6%), fundamentalmente impulsada por las propias expectativas de una inflación alta. Creemos que los precios de las materias primas y de los alimentos seguirán subiendo de manera significativa y muy probablemente se traduzcan en una presión al alza en los precios de venta de alimentos procesados, ropa, electrodomésticos, mobiliario y equipamiento en los próximos meses. Para frenar el ritmo inflacionista estamos empezando a ver cómo el gobierno chino introduce medidas dirigidas a controlar los precios de determinados productos, como, por ejemplo, la limitación del precio minorista del aceite comestible. De cara al futuro, esperamos que el IPC toque techo en algún momento en la primera mitad de 2011, siendo la disminución de la oferta monetaria, M2, un indicador avanzado que ha mostrado una correlación fiable de cara al futuro

3) Los precios de las acciones de empresas relacionadas con el sector automovilístico tuvieron un buen comportamiento durante 2010, pero corrigieron a finales de año. ¿Cuál es su opinión al respecto?

En diciembre de 2010, se hicieron públicas las siguientes noticias relacionadas con la industria del automóvil: 1) la aplicación de “Medidas para la mejora del tráfico en Pekín”, incluyendo una cuota mensual, que limitará el número de nuevas licencias para vehículos registrados en esta ciudad, el ajuste de las tarifas de aparcamientos públicos en áreas no residenciales para vehículos registrados en Pekín y la aplicación de restricciones a la entrada en la ciudad de vehículos de pasajeros no registrados en Pekín; 2) la finalización del programa de subsidios otorgados a los granjeros para sustituir sus vehículos de granja de tres y cuatro ruedas; y 3) la expiración del programa de subsidios fiscales para la compra de automóviles de una cilindrada igual o inferior a 1,6 litros. Las noticias poco favorables pueden poner presión a corto plazo sobre las compañías automovilísticas, especialmente la aplicación de una cuota sobre el registro de nuevos vehículos para Pekín, ya que las ventas de automóviles en la capital suponen casi un 7% del total de las ventas en el país. A medio plazo, sin embargo, seguimos insistiendo en nuestra visión de un crecimiento basado en aspectos demográficos, incluyendo una baja tasa de propiedad de coches y una creciente capacidad de compra en ciudades de segundo y tercer nivel. Otros factores importantes que favorecen el crecimiento de las ventas son la existencia de una infraestructura bien desarrollada de carreteras y autopistas, y las medidas gubernamentales para rebajar el coste de financiación de automóviles.

Además, el equipo de gestión de Invesco de Hong Kong presenta y analiza el duodécimo plan quinquenal de desarrollo económico y social del gobierno chino, que se inicia en 2011. Según la opinión del equipo, las iniciativas recogidas en este plan representan el cambio de prioridad de la dirección estratégica del gobierno, que deja de ser el de alcanzar un crecimiento económico fuerte para priorizar un crecimiento económico sostenido.

 

Empresas

Lo más leído