Tags: Negocio |

Invesco integra en su gama europea los fondos bandera de Oppenheimer


La consolidación en la que está inmersa la industria de gestión de activos ha dejado grandes titulares en los últimos meses y uno de ellos es el que protagonizó hace justo un año Invesco, al anunciar la compra de Oppenheimer Funds a su matriz MassMutual. En su día se explicó que con dicha adquisición se conseguía ganar fortaleza en activos como la renta variable global así como en mercados emergentes. Precisamente estos universos de inversión son en los que invierten los tres fondos que acaba de acercar Invesco a los inversores europeos con el lanzamiento de tres primeros fondos luxemburgueses que replican las estrategias de Oppenheimer en renta variable global, renta fija emergente y renta variable global.

Los tres fondos, Invesco Developing Markets Equity Fund, Invesco Emerging Markets Local Currency Fund e Invesco Global Equity Fund, se lanzaron a finales de agosto de este mismo año y aunque se trata de productos nuevos cuentan con el track récord generado durante décadas por los fondos americanos a los que replican.

Sus tres gestores principales, Justin Levrenz, Hemant Baijal yJohn Delano han estado estos días en Madrid para explicar tanto el proceso de inversión que siguen a la hora de componer sus carteras como su visión de mercado tanto a corto como a largo plazo.

“No prestamos atención al ruido ya que creemos que no hay que estar en una fase de crecimiento económico para encontrar oportunidades”, afirma Justin Levrez, gestor de Invesco Developing Markets Equity Fund, una réplica al que quizá sea el mayor fondo de bolsa emergente del mundo ya que gestiona en el producto estadounidense 45.000 millones de dólares. Una prueba de lo poco que le importa a este gestor la desacaleración económica es que sus grandes posiciones se sitúan en compañías mexicanas y rusas pese a cotizar en países que nunca han estado a la cabeza en lo que al crecimiento económico se refiere. Además, por zona geográfica es China el país que más pesa en su cartera, algo natural teniendo en cuenta que para este gestor “los emergentes son China y todo lo demás. Es la locomotora económica del mundo”.

Otra prueba de que los movimientos de corto plazo en mercado no son algo que le preocupe es que no cubre la divisa en ninguna de las posiciones que mantiene en la cartera. En este momento esas posiciones son más de 80, seleccionando aquellas que presentan un crecimiento orgánico con independencia de los ciclos económicos. “Nos gustan las compañías que sean capaces de controlar su destina y que presentan negocios sostenibles”, afirma.

Muy similar es la filosofía de inversión que tiene John Delano, gestor de Invesco Global Equity Fund y se ve en el hecho de que la media de permanencia de compañías en su cartera está entre siete y diez años. “Me fijo mucho en las industrias que creo que son capaces de adaptarse a las tendencias económicas, analizando cómo se quieren adaptar a ello y sobre todo como piensan financieramente alcanzar esos objetivos”. Algunas de las empresas que forman su concentrada cartera, compuesta de 71 valores, son Alphabet y Airbus aunque también cuenta con una posición en la española Inditex, que lleva en cartera ya una década.

Aunque no se marca una ponderación por regiones, en la actualidad EEUU y Japón son los países con mayor exposición, mientras que en lo que se refiere a la composición sectorial muestra una predilección por el sector tecnológico y de la biotecnología al tiempo que evita “el sector energético y los negocios regulados como el de las utilities o telecom que solo se han beneficiado de los bajos tipos de interés”, afirma.

La nueva oferta de Invesco se completa con el fondo Invesco Emerging Markets Local Currency Fund, gestionado por Hermant Baijal, que maneja una estrategia en renta fija emergente por valor de 4.000 millones de dólares. En la actualidad, muestra una mayor predilección por los bonos gubernamentales que por la renta fija corporativa, más expuesta a factores exógenos, ya que considera que los bancos centrales de los países tienen aún mucho margen para reducir los tipos de interés. “Las rentabilidades reales siguen siendo atractivas y hay margen para los bancos centrales actúen ya que la inflación permanece en niveles bajos y con tendencia a la baja y el dólar se mantiene estable”, apunta el gestor. Además, duda de que la guerra comercial acabe transformándose en una guerra de divisas. Por regiones, prefiere emisiones de países emergentes como Brasil, India, Indonesia, Rusia o México.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas