Invesco, convencido del despegue del mercado de los bonos "Dim-Sum"


Hace dos años, en julio de 2010, se registró en Hong Kong el primer fondo corporativo denominado en renmimbi, marcando el inicio de lo que se conoce como el mercado de bonos "Dim-Sum". Desde esa fecha, las restricciones en el comercio e inversión de la divisa se relajaron, permitiendo además la entrada de compañías no financieras al mercado offshore renmimbi. Hasta ese momento, únicamente los bancos chinos y los de Hong Kong estaban autorizados a emitir deuda en renmimbi.

Frankie Tai, responsable de la división de Renta Fija de Invesco Asset Management y Patricia Schuetz, gestora de Renta Fija de la entidad, recorren el universo del mercado "Dim-Sum" en su último informe trimestral y exponen que, fuera de la masa principal de China, es el mercado más importante de renta fija denominado en esa divisa. Está dominado por CDS y por instrumentos de deuda a corto plazo emitidos por las compañías financieras. A finales de mayo, los CDS representaban el 42% de este segmento de mercado. El Gobierno de China es el principal emisor de este tipo de deuda (tanto onshore como offshore), y ha emitido bonos con vencimientos de hasta 15 años.

Los inversores asiáticos, principalmente los de Hong Kong están familiarizados con los nombres de los emisores, pero en el caso de inversores extranjeros, como algunas gestoras o compañías de seguros, existe una preferencia por emisiones con rating, particularmente con grado de inversión. "Cada vez hay más inversores extranjeros que participan en el mercado de los Dim-Sum y por eso esperamos que los rating aumenten y así se satisfagan sus demandas", sugieren los expertos.

Además del posible futuro de los rating, hay otro factor que trata de impulsar la entrada de inversores extranjeros en este mercado. En junio de este año, la Comisión de Valores China anunció que permitiría a las gestoras internacionales (con un patrimonio mínimo de 500 millones de dólares y dos años de operaciones) a pedir licencias de inversión. Hasta la fecha, sólo las grandes gestoras con patrimonios de más de 5.000 millones de dólares y cinco años de experiencia tenían un hueco en el segmento.

China está determinado a seguir adelante y es un país que muestras signos de mejora. El mercado de bonos "Dim-Sum", como metaforizan en el informe Tai y Schuetz, está en ese momento en el que un niño empieza a andar. Al principio puede que tambalee, pero al final se pondrá recto.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído