Invesco apuesta por la deuda de las grandes entidades financieras de Europa y EEUU


La deuda financiera gana atractivo, sobre todo la emitida por las principales firmas del sector. Así lo reconoce en una entrevista Paul Read, co-director de renta fija de Invesco Perpetual, quien destaca como puntos clave de esta mejoría del sentimiento “la recapitalización a la que ha sido sometida la banca y el importante desapalancamiento que ha experimentado el sector en los últimos años, cuyo promedio ha bajado de 30 veces a 20”. En este sentido, la apuesta de Invesco Perpetual se centra en las entidades financieras de mayor tamaño de Estados Unidos, Reino Unido y norte de Europa.

 

A su juicio, la fuerte agitación que ha experimentado el mercado ha disparado el atractivo del high yield. “Hace un par de meses, podíamos encontrar atractivas oportunidades a través de una búsqueda selectiva de valores; ahora se diría que dichas oportunidades se presentan de manera casi generalizada”, asegura. Sin embargo, -señala- la elevada incertidumbre que envuelve al mercado hace que muchos gestores de fondos prefieran por ahora mantener sus posiciones en liquidez, pese al indudable atractivo que ofrece este segmento.

 

Una de las causas que está disparando la volatilidad es la crisis de deuda soberana europea. Read considera que, durante muchos años, “Grecia se ha estado financiando en el mercado a un tipo de interés muy similar que el de Alemania, algo que resultaba una locura”. “Estamos ante un gran test para la divisa comunitaria, después de que haya quedado claro que los cimientos sobre los que se sostenía Europa no estaban preparados para soportar un escenario como el actual”, indica.

 

Sin embargo, esto no va a suponer –a su juicio- una ruptura del euro, escenario que juzga “poco probable”. “El coste que le supondría a la economía europea la desaparición del euro sería enorme ya que, por ejemplo, países como Alemania verían caer drásticamente sus exportaciones ante lo que supondría contar con un marco muy fuerte”, destaca. “El euro ha sido un rotundo éxito para Europa, hasta el punto de convertirse en moneda de reserva”.

 

¿Qué hacer pues para extinguir el fuego que amenaza con extenderse por Europa? Read considera muy positivas las compras de deuda pública española e italiana realizadas por el BCE. “Aunque la autoridad monetaria esté adoptando esta política de una manera un tanto reticente, el hecho de que en última instancia exista un prestamista para los países en dificultades debería suponer un cortafuegos para el resto de economías de la eurozona”, afirma. También espera por parte de la autoridad monetaria que preside Mario Draghi nuevas rebajas de los tipos de interés en el medio plazo.

 

Si bien considera que la solución final a esta crisis debería pasar por la creación de mecanismos que permitan una mayor disciplina fiscal por parte de sus estados miembros, el co-director de renta fija de Invesco Perpetual no duda de la solvencia de algunos países como España o Italia cuya viabilidad está siendo cuestionada por parte de los mercados financieros.
 

Empresas