Invertir en un mundo a dos velocidades


En pocas palabras:

 

  • La relación de fuerzas en la economía mundial está cambiando a medida que crecen los mercados emergentes, especialmente en Asia. 

 

  • Los efectos de este cambio a largo plazo se están viendo acelerados por las repercusiones que todavía se derivan de la crisis financiera.  

 

  • Los grandes volúmenes de deuda que lastran las economías occidentales están perjudicando las perspectivas de crecimiento económico.  

 

  • Los mercados emergentes/asiáticos están en mejor forma; si bien pueden verse penalizados por periodos de intolerancia al riesgo en Occidente, cada vez cuentan más con sus propios motores nacionales y regionales de crecimiento. 

 

  • China podría convertirse en la mayor economía del mundo en 2027. 

 

  • El consumo en los mercados emergentes será uno de los grandes impulsores del crecimiento mundial en el futuro. 

 

  • Nos encontramos ante un mundo de dos velocidades: el diferencial de crecimiento del PIB entre los países desarrollados y en desarrollo alcanza ya cotas importantes y los inversores deberían reconocer esta tendencia en sus asignaciones de activos.

Archivos adjuntos

Lo más leído