Tags: Renta Fija |

Invertir en renta fija emergente más allá del paradigma de la divisa fuerte o la divisa local


TRIBUNA de Damien Buchet, CIO Total Return Strategy y gestor del fondo Finisterre Unconstrained Emerging Markets Fixed Income. Comentario patrocinado por Principal Global Investors

El universo de la renta fija emergente supone unos 17 billones de dólares, es decir un 16% de todos los valores que existen. Por ello se ha convertido en una fuente de rentabilidad y diversificación demasiado significativa como para ser ignorada en las carteras globales. A menudo los inversores luchan por dar sentido a la diversidad del activoya que cuenta con más de 70 países, 30 divisas y 1.000 compañías, así como por entender el momento de mercado, la gestión de la volatilidad y las ocasionales crisis de liquidez.

Finisterre es una gestora especialista en renta fija emergente desde el año 2002 y con el fondo Finisterre Unconstrained Emerging Markets Fixed Income (IE00BD2ZKP80) tratan de proporcionar una solución óptima para invertir en este activo. Su propuesta de valor es muy atractiva ya que busca proporcionar más del 90% de la rentabilidad en las subidas del mercado, conteniendo las caídas del mismo a la mitad y con una volatilidad un 50% más baja.

Un enfoque flexible dentro de la renta fija emergente

Finisterre cuenta con un enfoque flexible que es completamente independiente y sin restricciones respecto a los índices de referencia de renta fija emergente. Este enfoque permite que el fondo asuma y elimine riesgo rápidamente en los diferentes ciclos de mercado. De esta forma, gestionan la asignación del riesgo repartiéndolo mediante cuatro factores de rentabilidad:

•   Income es el componente principal de los rendimientos de la cartera,

•   Alfa de activos más idiosincráticos o estrategias de valor relativo,

•   Momentum las ganancias de capital derivadas de la tendencia del mercado, y

•   Cash proxy para momentos de estrés de mercado.

Comportamiento de la estrategia durante las caídas y subidas de mercado desde el 2013

Finisterre_graf_1La estrategia se define como Finisterre Emerging Markets Total Return Composite. El mercado se representa como la combinación de 1/3 JPM EMBI Index, 1/3 JPM CEMBI Index y un 1/3 JPM GBI-EM Index. El rendimiento pasado no es un indicador fiable del rendimiento futuro. Datos a 30 de Junio de 2019.

En Finisterre entienden la preocupación de muchos inversores por reducir la volatilidad y el impacto de las crisis del mercado. Tradicionalmente la inversión en renta fija emergente se ha caracterizado por la exposición directa a los índices. Alrededor del 85% de los fondos globales de renta fija emergente continúan comparándose con índices, ya sean de gobiernos tanto en divisa fuerte como en divisa local, o de corporativos en divisa fuerte. El problema es que los índices ocultan una amplia dispersión de situaciones y rentabilidades, y tienen muy limitado el potencial de explorar un universo cada vez más diferenciado donde la dispersión de los retornos entre países, sectores y compañías se ha convertido en la norma. Como consecuencia, a menudo, se produce un debate no concluyente sobre cómo y cuándo invertir en cada uno de los tres índices para lograr los resultados más óptimos.

Otro aspecto importante de la inversión en renta fija emergente es que, al observar los rendimientos de los índices a medio y largo plazo, los cupones han representado más del 80% de la rentabilidad tanto en divisa fuerte como en divisa local. Esto se contrapone a la idea generalizada de que renta fija emergente es una clase de activo impulsada por la beta. Pero no es así, ya que los movimientos de los precios de los bonos, en su mayoría, solo aportan volatilidad y rentabilidades pequeñas.

Composición de la cartera en diferentes escenarios del mercado

Finisterre_graf_2El gráfico anterior se basa en las opiniones actuales de Finisterre. No hay garantía de que tales proyecciones ocurrirán y las condiciones reales pueden ser significativamente diferentes a las que se muestran aquí. Todas las expresiones de opinión y predicciones están sujetas a cambios sin previo aviso.

El éxito de Finisterre se atribuye al proceso de inversión disciplinado y reiterativo que le permite analizar los factores tanto macro como micro, establecer el momento de mercado en el que nos encontramos, así como evaluar los factores fundamentales y técnicos, para determinar con flexibilidad el nivel de riesgo que se quiere asumir en los cuatro factores de rentabilidad.

Casos de estudio: evaluación del ciclo de mercado y los factores en acción, y situaciones especiales

Recuperación táctica: noviembre-enero 2018
La primera etapa de la corrección de los bonos del Tesoro americano había acabado, así como también un ajuste en las valoraciones de las divisas EMFX frente al dólar. Dado que el crecimiento global aún era bueno, con una mejora del crecimiento de la UE que se sumaba al entorno alcista, todo ello permitió volver a tomar riesgo, de forma temporal, a través del factor momentum, principalmente enfocado en bonos líquidos a largo plazo en divisa fuerte, así como en bonos en divisa local y FX.

Corrección: febrero-mayo 2018
El equipo reaccionó rápidamente a las ventas masivas de las tecnológicas americanas y al aumento de la volatilidad, ya que fueron los primeros desencadenantes de la corrección por la normalización de la Fed que duró hasta mayo de 2018. La asignación a los activos de cash proxy alcanzaron casi el máximo del 40% en abril de 2018 como consecuencia de la reducción de activos en momentum y activos en alfa. Mientras la exposición a los activos income se mantuvo alrededor del 25%, cerca de mínimos.

Situaciones especiales: Argentina, agosto 2019
El fondo no tenía ninguna exposición en Argentina antes de la celebración de las primarias del pasado 11 de agosto. Habían tomado posiciones en Argentina a finales de mayo y principios de junio con posiciones en deuda externa, FX y bonos inflation linked en divisa local. En el mes de julio Argentina fue el segundo contribuidor de la cartera aportando 0,20%. Por tanto, a finales del mes de julio sintieron que habían realizado unas buenas ganancias y previendo una menor liquidez en agosto, una peor previsión sobre el crecimiento global, así como las renovadas tensiones geopolíticas (Korea, Irán) y el petróleo cayendo pensaron que deberían reducir el riesgo de la cartera de alguna manera. En ese sentido, pensaron que la ratio de rentabilidad-riesgo por mantener Argentina, con las primarias tan cerca, no era óptimo, y que tomar beneficios era lo más racional.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas