Invertir en periodos de baja volatilidad: el método Bourdeix


Los mercados de renta variable actuales y los de la etapa de baja volatilidad de 2004-2007 tienen muchas similitudes. Según Emmanuel Bourdeix, director de Seeyond, la división de Natixis Asset Management especializada en estrategias de volatilidad, y codirector de Inversiones de Natixis AM (Natixis Global AM), hoy tenemos exactamente la misma configuración que entonces. “Como sucede ahora, en 2004-2007 los tipos de interés estaban bajos. Los grandes flujos de liquidez que entraron en el mercado animaron a los inversores en renta variable a una estrategia sistemática de comprar durante las caídas”.

Como suele ocurrir, los tipos de interés actuales son demasiado bajos como para volver a atraer a los inversores a gastar en coberturas. “Por eso la volatilidad actual es tan reducida”. Desde principios de años, las fluctuaciones diarias de los precios del S&P 500 han sido poco significativas. En este sentido, el experto considera que los inversores no deben sentirse satisfechos con la baja volatilidad actual, como tampoco debieron hacerlo en 2007. Esta fue una de las ideas planteadas en la conferencia ofrecida por Bourdeix en el primer evento de Seeyond en España, visita que coincidió con el primer aniversario del Seeyond Volatilité Actions y el tercer aniversario del Seeyond Europe Min Variance.

“Si bien vemos que la volatilidad seguirá siendo reducida, también esperamos algunos picos transitorios como consecuencia de los acontecimientos geopolíticos, el malestar social o la inquietud respecto a la estrategia de salida de la expansión cuantitativa”. Para Bourdeix, los bajos tipos de interés y la alta liquidez que inunda el mercado mantendrá la volatilidad baja durante los próximos meses. ¿Cuándo volverá entonces la volatilidad? El experto lo tiene muy claro: la volatilidad volverá cuando los bancos centrales empiecen a diseñar la estrategia de salida. Y esto es, precisamente, lo que parece estar haciendo la Reserva Federal en estos momentos.

En su opinión, la incertidumbre macroeconómica seguirá siendo muy elevada. "Existe una correlación muy alta entre la macroeconomía y la volatilidad", explica el gestor. En este sentido, contar con las herramientas necesarias para tratar de averiguar la dirección del mercado es fundamental. Una que al equipo de Seeyond le resulta más interesante para medir el riesgo está el Market Tension Indicator, instrumento con el que Bourdeix trata de anticipar posibles momentos de turbulencias en los mercados. La evolución de este indicador puede ser consultada en la nueva página web que Seeyond acaba de lanzar.

La mayor parte de la inversión mundial en renta variable sigue comparándose con índices. “Me gustaría hacer hincapié en la anomalía que supone la tendencia de los valores de volatilidad baja a batir a los de volatilidad alta a lo largo del tiempo”. Para Bourdeix, esta anomalía está directamente relacionada con el comportamiento de los inversores en renta variable, que tienden a pagar de más por los ‘títulos glamurosos’, por descubrir el próximo Apple o Google, a costa de los títulos ‘aburridos’. “Sin embargo, los valores de beta baja y baja volatilidad que utilizan las estrategias de varianza mínima, suelen batir al mercado a lo largo de un ciclo completo, al tiempo que reducen significativamente el riesgo”, revela.

Según Bourdeix, cuando compras volatilidad, compras protección frente a las caídas. "No tenemos una estrategia de comprar y mantener volatilidad, sino de gesionarla activamente, esto es, venderla cuando es cara y comprarla cuando es barata", afirmaba Bourdeix en el evento celebrado en Madrid. De acuerdo con sus análisis, este tipo de estrategias son muy interesantes al ser estrategias que están descorrelacionadas con los mercados. La intención manifestada por Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia y Latinoamérica, es la de traer a España ideas nuevas, diferentes, que aporten valor añadido, con productos como los que ofrece Seeyond.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído