Invertir en liquidez con seguridad, con Amundi


TRIBUNA de Paula Mercado, directora de Análisis, VDOS.

El índice de incertidumbre política y su impacto sobre la economía global está en máximos de los últimos 20 años. Considerando el impacto que el riesgo político ha demostrado tener sobre el sentimiento de mercado, se prevé que el riesgo político continuará afectando a la evolución de los mercados durante 2017, con el consecuente aumento de la volatilidad.

Una variable que parecía que no conseguía remontar, la inflación, ha comenzado a repuntar tanto en Europa como en EE.UU., aunque con mayor fuerza en el segundo, al hilo fundamentalmente de la recuperación de los precios del petróleo a finales del  pasado año. En Europa, se espera que el Banco Central Europeo continúe añadiendo liquidez al menos hasta diciembre, con lo que los rendimientos del bono a 2 años pueden continuar en terreno negativo durante un tiempo. En EE.UU., sin embargo, tras la segunda subida de tipos de la Reserva Federal y el resultado de las elecciones de noviembre, los rendimientos se han posicionado claramente al alza.

Un entorno de expectativas dispares para EE.UU. y Europa que puede favorecer la inversión en un fondo monetario denominado en dólares, capaz de aportar seguridad y liquidez a la cartera. De los fondos de la categoría VDOS Monetario USA, Amundi Cash USD muestra una positiva evolución histórica por rentabilidad, obteniendo en 2016 un 4,15 por ciento en su clase IU de capitalización.

El fondo se propone obtener un retorno cercano al de su referente, el USD Libor 3-month, invirtiendo al menos el 67% de sus activos totales en instrumentos de mercado monetario denominados en dólares o en otras divisas cubiertas a través de swaps. Mantiene en su cartera una duración media no superior a los 90 días, pudiendo invertir en derivados financieros a efectos de cobertura y de gestión eficiente de su cartera.

Su estilo de inversión se basa en cuatro pilares principales: liquidez, transparencia, seguridad y resultados. Para asegurar la liquidez de sus partícipes, el fondo invierte un volumen significativo, favoreciendo un buen acceso al mercado, con subyacentes fácilmente negociables y vencimientos diversificados, para una mejor gestión de los flujos. Al objeto de obtener una mayor transparencia, se definen con claridad universo de inversión  y limitaciones de gestión, basando su valoración justa en datos de mercados actualizados continuamente. El departamento de control de riesgo define por adelantado las limitaciones en cuanto a emisor y vencimiento y autoriza la ejecución de cualquier inversión, llevándose asimismo a cabo controles a posteriori de la cartera, para una mayor seguridad. Se espera así conseguir retornos consistentes, con una baja volatilidad.

El gestor del fondo es Christophe Buret, director de Gestión de Mercado Monetario en Dólares. Christophe Buret se incorporó a Amundi en 2006 como Gestor de Carteras de Mercado Monetario. Comenzó su carrera como Reporting Officer de CNCA en Madrid, en 1991, regresando después a París como Trader de Forex (mercado spot). En 1996 fue Trader de Mercado Monetario primero y de Forex después, en Natixis, formando parte del equipo comercial de CIC en 2002. Christophe Bureo es graduado en Económicas por Paris 1 La Sorbonne (1991) y cuenta con un postgrado en Finanzas por la misma Universidad.

Para conseguir su objetivo de generar un resultado neto en línea con la evolución del Libor en dólares a 3 meses, invierte al menos el 67 por ciento de sus activos en instrumentos de mercado monetario denominados en dólares o en otra divisa cubierta. Todos los valores vencen en uno o dos años y están emitidos o garantizados por un emisor con una calificación mínima a corto plazo de A2, P2 o F2, según su agencia de calificación sea S&P, Moody’s o Fitch. Al objeto de reducir la exposición al riesgo de tipo de interés y para aislar la prima de riesgo de crédito de los valores seleccionados, el equipo gestor puede hacer uso de derivados, con lo que la duración modificada del fondo no puede exceder el 0,25.

El equipo inversor lleva a cabo una rigurosa selección de emisores, analizando la calidad crediticia de cada emisor y elementos tales como liquidez y nuevas emisiones. Se incorporan también al proceso las recomendaciones del equipo de analistas de crédito, así como la información diaria recibida de los traders de Amundi. La prioridad del equipo inversor es la gestión del riesgo y de la liquidez, por lo que los activos de fondo se dividen en ‘bolsas’ de diferentes vencimientos, ajustados de acuerdo con suscripciones y reembolsos, para asegurar que la liquidez se mantiene constante.

Al mismo tiempo, la amplia diversificación y la rigurosa selección de emisión y emisor, tienen como objetivo minimizar el impacto del riesgo crediticio. Se define una ponderación para cada sector, emisor, calificación y vencimiento, sometiendo la decisión final a la supervisión del departamento de riesgo, independiente del equipo de inversión, encargándose también de definir el vencimiento ex-ante, de establecer los límites por emisor y de hacer un seguimiento posterior de la cartera.

La cartera resultante incluye entre sus mayores posiciones emisiones de ENI FINANCE USA (1,54%) RATP (1,54%) ANZ BANKING GRP LTD (1,54%) ING BANK NV (1,52%) y BNP PARIBAS (1,52%). Por calificación crediticia, A1 (44,08%) A2 (31,13%) A1+ (15,81%) y O/N  & Repo (8,9%) representan la distribución por pesos de la parte de la cartera a corto plazo, mientras que, a largo plazo,  se distribuyen entre A (44,41%) AA (23,34%) BBB (23,27%) y O/N y Repo (8,98%) BB (6,60%) y B (3,50%). Por sector, un 51,75% corresponde a financiero, un 37,94% a corporativa, un 8,98% a O/N y Repo y 1,32% a gobiernos y agencias.

La historia de rentabilidad del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2013, 2014, 2015 y 2016. A tres años, registra un dato de volatilidad de 9,86%, dato que a un año pasa a ser de 6,18%. En este último periodo, su Sharpe es 0,76 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 0,98%. La suscripción de la clase Institucional requiere una aportación de 500.000 dólares (aproximadamente 475.320 euros), aplicando a sus partícipes una comisión fija de hasta 0,0% y de depósito de hasta 0,10%.

En opinión del equipo gestor, las actas de la reunión de la Fed de diciembre revelan que todavía quedan algunas cuestiones pendientes respecto a la política económica futura y que los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto no saben qué aptitud adoptar, pero que claramente se sienten crecientemente preocupados por el riesgo de aceleración de la inflación. Sin embargo, la política monetaria de la Fed se espera que continúe siendo acomodaticia y que la política de ajuste monetario continúe siendo gradual. 

El equipo gestor espera que la próxima subida de tipos tenga lugar en junio y continúan considerando en la posibilidad de dos subidas de tipos en 2017, por lo que les parece bastante probable que la duración del fondo se amplíe.

En cuanto al crédito, se sienten confiados en que tanto la Fed como el BCE mantendrán su postura acomodaticia, con la situación en Reino Unido e Italia estabilizada apoyando emisiones con nombres europeos en dólares. El crédito de EE.UU. se beneficia también del potencial repunte económico prometido por la administración de Trump. Por tanto, puede estimarse también una mayor duración del crédito incluido en la cartera del fondo.

Considerando que la vida media ponderada se sitúa en torno a los cuatro meses y que el proceso autoriza a alcanzar una vida media ponderada de hasta un año, queda aún margen para incrementar ligeramente el retorno del fondo durante los próximos meses.

El énfasis en el control de riesgo y su método de selección de activos a incluir en su cartera, posicionan a este fondo entre los mejores de su categoría a tres años, haciéndolo merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

AMUNDI_CASH_USD_IU_CAP

Para información más detallada, ver ficha adjunta.

Archivos adjuntos

Empresas