Tags: Banca privada |

Invertir en greater China con BBVA Bolsa China


La creciente importancia de la aportación de los mercados emergentes a la economía mundial es indiscutible y, entre ellos, China comienza a ocupar una posición preeminente, habiendo llegado a arrebatar el segundo puesto del ranking mundial por crecimiento nominal a Japón, al final del segundo trimestre de este año.

Consecuentemente, los fondos de inversión cuya cartera invierte en el gran país asiático han tenido una favorable evolución, con la categoría VDOS Renta Variable Internacional China alcanzando una rentabilidad de 20,10 por ciento en el último año.

De entre los fondos nacionales, BBVA BOLSA CHINA es el único en obtener la calificación 5 estrellas de VDOS al invertir en la región de Greater China, bien a través de la inversión directa en acciones o a través de derivados.

Lanzado en septiembre de 2007, fue el primer fondo activamente gestionado por una entidad española invirtiendo directamente en compañías chinas. Una gestión que fue posible gracias a la colaboración del socio estratégico de BBVA en China, CITIC Capital Investment Management LTD, que aporta conocimiento y experiencia local a BBVA BOLSA CHINA, un valor añadido que ninguna otra gestora española que invierta en la región puede aportar.

BBVA Asset Management es el segundo grupo español por patrimonio, con 25.488 millones de euros bajo gestión, según los últimos datos de VDOS, de los que un 48,53 por ciento corresponde a fondos garantizados, 10,71 por ciento a renta fija y un 7,91 por ciento a fondos de renta variable.

Con una experiencia en gestión de activos de doce años, Javier Marsal, CFA, dirige el equipo de renta variable de BBVA AM desde hace dos años. Es licenciado en Derecho y Administración de Empresas por ICADE y Master en Gestión de Carteras por el IEB.

Desde el lado de Citic, cuenta con el apoyo de la directora de renta variable Ching Ju YEH, una experta en gestión, centrada en los mercados asiáticos, especialmente en la región Greater China. Trabajó en HSBC Asset Management en Hong Kong desde 1994, después de haber regresado a Asia desde Estados Unidos, donde comenzó su carrera en la compañía Emerging Markets Investors Corporation de Virginia (1990-1994).

El proceso inversor de este fondo se divide en dos etapas:

1) Un análisis top –down a través del cual se determina la posición en liquidez a mantener en el fondo.

2) Un análisis bottom-up para capturar las ineficiencias del mercado y realizar la asignación sectorial y de activos. Se trata de un análisis eminentemente fundamental en el que la cercanía a las compañías, el conocimiento de la cultura o del propio idioma facilita el acceso a la mejor información de forma permanente.

A partir de los resultados obtenidos, se construye una cartera estratégica (alrededor del 65% de los activos) con horizonte temporal superior a 6 meses, y con el triple objetivo de diversificación, baja volatilidad y minimización de una potencial caída máxima. Sobre ella se construye la cartera táctica (aproximadamente el 35%) con horizonte temporal inferior a 6 meses, y con el objetivo de capturar las oportunidades de mercado en el corto plazo.

La exitosa gestión del fondo se refleja en la positiva evolución histórica de sus rentabilidades, situándose en el primer quintil en los tres periodos anuales desde su creación, con una revalorización de 129,55 por ciento en los últimos dos años, según VDOS. Siendo un fondo con nivel de riesgo muy alto, su volatilidad está bastante controlada con un dato de 26,43 por ciento a tres años y de 8,36 por ciento en el último año, posicionándose en ambos periodos en el quintil cinco por este concepto. Su alfa a tres años es de 5,67 por ciento, mientras que a un año es de 15,18 por ciento.

Para invertir en este fondo se requiere una aportación mínima de 600 euros, la misma cantidad que es necesario mantener para permanecer como partícipe del mismo. Aplica una comisión fija de 2,25 por ciento y de depósito de 0,20 por ciento.

La liquidez existente en el Mercado y los bajos tipos de interés, junto con algunos de los datos macro publicados y los resultados de compañías por encima de lo esperado, han sido los principales impulsores del rally de septiembre y lo que llevamos de octubre. El positivo sentimiento de mercado hizo que los inversores, en contra de lo que suele suceder en estos casos, estuvieran dispuestos a seguir apostando por compañías con resultados positivos, incluso una vez que estos hubieran sido ya publicados, especialmente en el caso de small/mid caps. Como consecuencia, algunas de las acciones de la cartera han subido más del 15 ó 20 por ciento, lo que ha hecho que el fondo haya acumulado en el año una subida, a cierre de septiembre, del 19,10 por ciento, frente al 10.79 por ciento del MSCI Zhong Hua Index, índice de referencia del fondo. Todo ello a pesar del nivel relativamente alto de liquidez que ha mantenido, de entre 10 y 15 por ciento.

En estos momentos los gestores prefieren posicionarse de forma cauta, seleccionando compañías de calidad con fuertes fundamentales y buenas expectativas de crecimiento, y esperar la próxima corrección para añadir posiciones más agresivamente.

Un fondo de calidad, adecuado por tanto para inversores dispuestos a asumir el alto riesgo que la renta variable emergente lleva asociado, mitigado por el profundo conocimiento local de Citic, con un horizonte temporal de más de 3 años.

Puede acceder a información gráfica y estadística adicional sobre este fondo pinchando en el archivo abajo

 Análisis de Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS Stochastics

Empresas

Lo más leído