Invertir en gestoras de fondos: el caso de Buy & Hold y su posición en Azimut


Gestoras de fondos invirtiendo en otras gestoras de fondos a través de sus productos colectivos. Si bien no es una tónica generalizada cuando se segregan por sectores las carteras de los fondos más famosos del mundo value, es cierto que en los últimos años ha habido una presencia relativa de este tipo de compañías entre el conjunto de financieras, donde se enmarcan bancos, aseguradoras u operadores bursátiles, entre otras. Un ejemplo fue la inversión en 2014 por parte de Bestinver en gestoras como Aberdeen o Ashmore. Por aquel entonces, Bestinver esgrimía una sencilla razón para invertir en firmas de gestión de activos: “Es un negocio sencillo y nos gusta mucho porque ofrece ciertas ventajas competitivas cuando ya está establecido”. Además, estas dos marcas están muy ligadas a la inversión en mercados emergentes, lo que les añadía un plus de atractivo.

Una de las últimas gestoras value españolas en poner en práctica una posición similar ha sido Buy & Hold, que ha comprado acciones de la gestora italiana Azimut. Según la firma, su tesis de inversión se resume en los siguientes puntos: “Presenta retornos muy altos sobre el capital, un dividendo anual de doble dígito y un negocio muy consolidado en Italia, con oportunidades de crecimiento en países emergentes”. Respecto a este último punto, la gestora italiana tiene oficinas, además de en plazas financieras de primera talla como Estados Unidos, Luxemburgo, Irlanda o Suiza, en mercados emergentes, cuasi desarrollados o desarrollados distintos de los anteriores como Singapur, China, Australia, Turquía, Brasil, Chile, México, Irán, Emiratos Árabes y Taiwán.

Para establecer esta tesis de inversión, primero habría que preguntarse si todas las gestoras de fondos cotizadas en bolsa pertenecen a una misma tipología de inversión. Para Julián Pascual, presidente de la boutique y responsable de Renta Variable, la respuesta es no. “Existen tres modelos de gestoras: las gestoras de ETF, con gran potencial de crecimiento pero que no cotizan o están diluidas en grandes grupos; las gestoras que añaden valor de forma consistente frente a los índices, donde muy pocas cotizan, y las gestoras con productos regulares (o no destacados por su calidad) que, sin embargo, saben gestionar muy bien la distribución”, pone en contexto. Azimut pertenecería a este tercer grupo de gestoras, a juicio de Pascual, que haciendo extensible esta radiografía al sector, considera que la gestora que hoy en día no encaje en ninguno de estos tres parámetros, tendrá muy difícil su supervivencia.

La potente maquinaria comercial y la fuerte imagen de marca en Italia de Azimut han atraído a los analistas y gestores de Buy & Hold. “En Italia, que es un mercado muy grande pero muy ineficiente, están considerados como una marca premium. Tienen una comisión de gestión media muy alta, en torno al 2%, con casi todo su patrimonio en fondos de renta fija o en liquidez y, además, retroceden más de la mitad de esta comisión a los agentes. Es una máquina que se retroalimenta: retroceden mucho porque generan mucho dinero, y los agentes se pelean por trabajar con ellos”, explica el gestor español.

Oportunidades en renta variable y renta fija y un caso de éxito reciente

Para Buy & Hold, las energías renovables y los sectores financiero y publicitario presentan compañías con oportunidades en bolsa para 2018. Además de su entrada en Azimut, ha elevado posiciones en el sector de la publicidad digital (Alphabeat y Facebook), así como en agencias (Publicis y WPP). “Creemos que, a estos precios, las compañías han recogido sobradamente los peores augurios del sector”, según Pascual. También sus fondos B&H Acciones Europa y B&H Flexible han tomado posiciones en Vestas y Siemens-Gamesa. “Ambas compañías han sufrido en los últimos meses, con caídas del 50%, quedando a precios atractivos”, argumenta, mientras añade sobre Siemens-Gamesa que “vemos sinergias no sólo en costes, sino también en capacidad de ganar concursos de gran tamaño”.

En renta fija, donde destaca su fondo B&H Renta Fija, la boutique ha incrementado posiciones en deuda subordinada de bancos pequeños, como Cajamar, la mayor caja rural española. “Sus resultados muestran un saneamiento de su balance y una disminución consistente de los activos problemáticos”, apunta Rafael Valera, consejero delegado y responsable de Renta Fija. También ha comprado bonos de la constructora gallega Copasa y la portuguesa Mota Engil. “Son compañías en proceso de desapalancamiento, con el ciclo económico y sus resultados a favor”, sostiene.

Si ha habido un caso de éxito reciente que demuestra la polivalencia de Buy & Hold, ese es Provident, financiera líder en préstamos y tarjetas de crédito a clientes subprime en Reino Unido, de la que la gestora cuenta con bonos y acciones al mismo tiempo.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído