Tags: Gestores |

Cómo se construye una cartera adelantándose a la sociedad del futuro


En una era en la que la inversión en tendencias se ha convertido en un auténtico boom hay una estrategia que pese a estar concentrada en el mercado de renta variable, tiene muchas papeletas para conseguir reducir la volatilidad si la cosa en el mercado se complica ante el miedo de que la recesión deje de ser un capítulo para leer en el futuro y pase a ser un asunto del presente. Se trata de la inversión en una de las tendencias que más posibilidades tiene de cumplirse a largo plazo, la del envejecimiento de la población. Así lo apuntan varios organismos, entre ellos la OCDE que ya advertido a España, el segundo país del mundo más envejecido por detrás de Japón, del problema que esto supone para la sostenibilidad de las pensiones. Pero no es un problema solo de españa ya que según el Foro económico Mundial en el mundo pasaremos de contar con ocho trabajaores por cada dependiente a tener solo cuatro tan pronto como el 2050.

No es de extrañar, por tanto, que uno de los sectores que más presencia tiene en las carteras de fondos que invierten siguiendo esta tendencia sea el sector de la salud, uno de los sectores más sobreponderados en este momento por los gestores de fondos junto con las utilities y consumo, y según la última encuesta a analistas publicada por Fidelity, el único sector que muestra una mejora de sentimiento ya que ninguno de los analistas consultados por la gestora considera que el sector esté en fase de desaceleración.

Este sesgo defensivo es el que reivindica Annetta Wynimko, gestora del FF Global Demographics Fund. Este producto compone su cartera en base a tres factores clave: el envejecimiento, el crecimiento poblacional y el aumento de las clases medias a nivel global, que esta gestora espera que “pase de los 3.200 millones actuales a los 5.200 en 2028  y la mayor parte de ese incremento se producirá en los países emergentes”. 

Viendo que dos de los tres factores en los que se apoya este fondo están precisamente en mercado emergentes se podría pensar que, lejos de ser un fondo defensivo, sería un fondo muy cíclico y, por tanto muy dependiente del ciclo económico. Pero Wynimko explica por qué ésta es una idea equivocada. “La manera en la que está construida la cartera tiene dos partes. Por un lado es verdad que, al estar expuesto a mercados emergentes, lo está también al crecimiento global, pero por otro lado tiene un alto componente en compañías del sector salud por lo que cuenta con un carácter defensivo”. De hecho, los sectores más sobreponderados en su cartera son el de la salud y el del consumo, mientras que infrapondera materias primas, bancos y energéticas, cuya evolución suele estar más ligada a los ciclos económicos.

Lo mismo sucede con otros productos que también centran sus miras en los cambios poblacionales que se producen en la sociedad para componer sus carteras y cuyo sesgo defensivo es incluso mayor ya que se centran sobre todo en el envejecimiento de la población y no tanto en el crecimiento de la misma en mercados más emergentes. Uno de ellos es LO Golden Age Fund, de Lombard Odier, que destina cerca del 47% de su cartera a la inversión en compañías del sector salud según los datos de Morningstar, o el CPR Invest Global Silver Age, de Amundi, que invierte más del 50% de su cartera a este defensivo sector. 

Al fin y al cabo, según se recoge en el informe de Perspectivas de la población mundial elaborado por la ONU, se espera que el número de personas mayores de 60 años se duplique de aquí a 2050 al pasar de los 962 millones actuales a los 2.100 millones. Y  es de esperar que esa población envejecida cada vez demande más servicios ligados con la salud, pero no solo con la salud. A este respecto, Bank of America publicó hace un par de años un informe  titulado The Silver Dollar- Longevity Resoution Premier analizando los sectores en los que más impacto tendría el envejecimiento de la población y, además del de salud, se encuentran también en el del consumo y también el sector financiero con las aseguradoras y gestoras de activos como grandes protagonistas.

Empresas

Noticias relacionadas