Invertir ante una larga recuperación


Para John Greenwood, economista jefe de Invesco, tras caer a los abismo del cañón, las economías comienzan a recuperarse, aunque todavía están en el fondo del valle. En su opinión, aún les queda un largo camino para volver al pico de la anterior etapa de crecimiento. Además, cree que hay varias razones para pensar que la recuperación en las grandes economías será más lenta y larga de lo normal. La única excepción la encuentra en Asia , donde el consumo doméstico puede sostener estas economías.



En el informe de perspectivas de los responsables de inversiones de Invesco, Greenwood destaca tres factores para explicar que la recuperación será lenta y larga. Por un lado, que las cuentas de los consumidores y del sector financiero aún tienen que arreglarse, con unas tasas de ahorro en aumento, que sostendrán el consumo el niveles reducidos. En segundo lugar, recuerda que en las dos últimas recesiones estadounidenses (1990-91y 2001), se mantuvo bajo el ritmo de contratación hasta que los empresarios estuvieron seguros de la recuperación. En tercer lugar, reconoce que el precio de la vivienda en EEUU, Reino Unido, Irlanda y España probablemente seguirá cayendo este año, provocando una mayor erosión de la voluntad de los consumidores para endeudarse y gastar. Todos estos factores, reducen las posibilidades de una recuperación de la producción industrial y las exportaciones en las economías emergentes.



La única esperanza la tiene puesta en Asia. “Aunque las exportaciones a los países occidentales sufrieron un duro golpe, lo que redujo drásticamente la compra de bienes duraderos, el consumo interno dentro de Asia no debería estar sujeto a las mismas limitaciones”, explica. John Greenwood cuenta con una amplia experiencia en Asia, tras proponer en 1983 un sistema cambiario para estabilizar el dólar de Hong Kong, sistema que todavía se mantiene en la actualidad, y ser miembro del consejo del mercado de derivados y de la bolsa de Hong Kong, así como asesor económico del gobierno de Hong Kong. El economista jefe de Invesco recuerda que Asia, después de la crisis de 1997-98, mantuvo controlado el endeudamiento. Esta mejor posición financiera está permitiendo que el programa de estímulo chino esté teniendo éxito, con crecimiento del crédito en los cuatro primeros meses del año y recuperación de las inversiones en infraestructuras y en consumo doméstico.

Para Greenwood, con los tipos de interés cercanos a cero, a los inversores les será algo más difícil buscar rentabilidades en 2009 y 2010. En su opinión, las bolsas mantendrán probablemente su volatilidad, en medio de un escenario de debilidad económica y de los beneficios, a un lado, y de los planes de estímulo y relajación monetaria, al otro.

Lo más leído