Tags: Negocio |

Inversis se une a otras firmas del sector y pasa a trasladar el coste de la facilidad de depósito


La liquidez se paga. Los tipos negativos del BCE para la facilidad de depósito del 0,5% pesan a los bancos españolas que han decidido por el momento trasladar este coste a nivel general a clientes institucionales.

Este es el caso de Inversis, que ha decidido informar que a partir de este mes empezará a trasladar este coste a clientes con más de 1,5 millón de euros en efectivo. De esta manera, la entidad se centra exclusivamente en clientes con alto patrimonio y no en pequeños ahorradores.

En este caso, la cuenta de valores para hacer operativa es uno de los servicios que ofrece Inversis a sus clientes institucionales (bancas privadas, gestoras, etc), pero no se trata de un servicio de valor añadido. De ahí que la entidad haya decidido pasar a cobrar el coste de liquidez.

Esta práctica empieza a ser habitual en el sector financiero español, donde firmas como Bankia ya anunciaron hace meses que cobran por los depósitos a empresas (personas jurídicas). Sin embargo, tal y como explica le entidad, lo hacen con aquellas cuya posicion es básicamente de pasivo. Aquellas que tienen posiciones de activo y una relación rentable para el banco, se les traslada un coste menor. Es decir, negocian con cada una de ellas en función de su vinculación con el banco.

Por su parte, Banco Santander ya comunicó hace meses que a determinados family offices y sociedades patrimoniales, en función de la relación de negocio que tengan con el banco, también se les está cobrando el pasivo.

Abanca indica a FundsPeople que en el segmento de clientes de banca privada, por encima de los 500.000 euros, no están cobrando a los clientes por el mantenimiento de sus posiciones de efectivo y depósitos. Algo que sí se aplica en el segmento de clientes institucionales, donde solo en algún caso, aplican una tarifa de coste del depósito por tramos y a partir de un determinado importe. Por su parte, Unicaja apunta que hay una negociación selectiva de este coste con determinados clientes institucionales, quedando los particulares y las pequeñas y medianas empresas excluidas de esta particularidad. Bankinter concreta que solo cobran en casos de picos de liquidez de grandes volúmenes a clientes empresas, principalmente institucionales. La entidad no traslada la facilidad de depósito ni cobra comisión por depósitos a clientes particulares ni en banca comercial ni en banca privada.

A parte de no soportar este coste, uno de los objetivos de la mayoría de entidades financieras que han empezado a tomar esta medida, el traslado del coste de depósito, es empujar a los clientes a mover el dinero y dirigirlo a otros productos financieros como fondos, pensiones o seguros. Más aún en un momento como el actual donde los tipos negativos parecen que van a estar en este nivel por un tiempo.

Noticias relacionadas

Lo más leído