Inversis prepara la comercialización de fondos españoles a través de cuentas ómnibus para antes del verano de 2020


El plan de acción de negocio de Inversis para 2020 estará basado en tres líneas de actuación. La primera de ellas y más novedosa para la entidad será dotar de nuevas funcionalidades a su plataforma como será permitir la comercialización de fondos españoles a través de cuentas ómnibus en el primer semestre del año.

Por otro lado, seguirán trabajando de la mano de 360 Fund Insight en ofrecer soluciones a clientes institucionales para “ofrecer los mejores productos para que los contraten los clientes finales”, señala Salvador Martín, managing director Institutional Business. Además, seguirán potenciando sus áreas de conocimiento, como el equipo de servicio de análisis y selección de fondos, liderado por Guendalina Bolis.

En cuanto a la asignación de activos recomendada para 2020, Ignacio Muñoz-Alonso, estratega jefe de Inversis, apuesta por la diversificación y la reducción de riesgo, con un sesgo positivo hacia los emergentes, tanto en renta fija como en renta variable. Infrapondera el sector industrial, muestra cautela en tecnología y apuesta por el sector consumo.

Inversis apunta a una inflexión alcista de los mercados y considera que el 2020 será un año de consolidación, pero no de expansión por la tregua de la guerra comercial, las políticas económicas activas y la deprecación del dólar.

“Se disipan los temores recesivos de principios de 2019, si bien persisten riesgos estructurales y de cola: la inversión privada continuará rezagada, China continúa moderando su crecimiento secularmente por debajo del 6% y el endeudamiento de las corporaciones norteamericanas”, reflexiona Muñoz-Alonso. En EE.UU cree que deben seguir la inversión de la curva y las encuestas de sentimiento ya que el resto de los indicadores ofrecen lecturas sólidas.

En cuanto a las políticas económicas, desde Inversis señalan también que más de la mitad de los bancos centrales están llevando a cabo políticas expansionistas, el mayor número desde el inicio de la crisis.

La entidad apuesta por la renta variable frente a la renta fija, otorgándole mayor peso a EE.UU. que a Europa, Japón y los emergentes, que diversifica por igual. “La elevada prima de riesgo, la ausencia de tensiones macro y la renta fija continúan apoyando el sesgo de las carteras hacia la renta variable”, apoyan

En renta variable, Inversis cree que las expectativas de crecimiento en los beneficios para 2020 son demasiado exigentes, sobre todo teniendo en cuenta que 2019 no ha cumplido las expectativas de beneficios por acción. Así, apunta a un retorno en EEUU del 5% y en Europa del 0%. La entidad observa potencial en los emergentes en la medida que se materialice el acuerdo entre China y EE.UU., con preferencia por Brasil, India, China y Asia.

En renta fija, la entidad apunta a retornos positivos en deuda soberana en EE.UU. y negativos en Europa, pero muestra preferencia por los emergentes. A pesar de la ralentización global, esperan que los emergentes otorguen un retorno superior al 4,5%. “Al mismo tiempo, los tipos bajos y la represión financiera invitan a decantarse por el investment grade, con una buena cobertura frente a reajustes en el ciclo”, añade. En high yield, piensan que el excesivo consumo de presupuesto de riesgo vuelve al sector vulnerable a la expansión de diferenciales.

En lo referente a sectores, la entidad prefiere hablar de cautela temporal en la tecnología sujeta a aranceles hasta tener mayor visibilidad de acuerdos comerciales; apuesta por infraponderar el sector industrial y muestra preferencia por el sector consumo y servicios, que se encuentran relativamente ajenos a tensiones comerciales.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído