Tags: ISR |

Inversión sostenible: Una cuestión de gestión a largo plazo


TRIBUNA de Mario González y Álvaro Fernández Arrieta, directores de distribución para Iberia en Capital Group. Comentario patrocinado por Capital Group.

En los últimos tres años, hemos asistido a un crecimiento espectacular de los fondos con sello ISR. Si bien este crecimiento se ha producido acompañado de un ciclo alcista, pensamos que esta tendencia ha venido para quedarse, con independencia de los vaivenes de los mercados. Al igual que ocurrió con la RSC en el ámbito de los emisores, la mayor demanda de transparencia por parte de la sociedad hace que empresas, inversores e instituciones tengan que rendir cuentas.

A pesar de que el término sostenibilidad está de moda en el ámbito inversor, así como los criterios ESG, que van ligados al tan manido término de la ISR (en español), conviene recordar que el concepto de sostenibilidad hace referencia a una forma de gestionar con foco en el largo plazo frente al cortoplacismo, a garantizar la viabilidad de las corporaciones sin comprometer el futuro de las nuevas generaciones. Así, desde hace 20 años y coincidiendo con la publicación de los ODS por parte de la ONU, muchas corporaciones asumieron la sostenibilidad como parte de su estrategia. El mundo inversor parecía haberse mantenido al margen. Una situación que se ha revertido en los últimos años en el que los fondos con sello ISR, así como los fondos temáticos han experimentado un crecimiento del 10% entre 2015 y 2017 en España (1).

Para una gestora como la nuestra con más de 85 años de historia, hablar de responsabilidad, y de sostenibilidad no es otra cosa que hablar de nuestra forma de operar en los mercados a lo largo de nuestra longeva trayectoria.

En Capital Group pensamos que la sostenibilidad tiene que ver más con el proceso de toma de decisiones y de gestión que con el tipo de producto. Desde hace más de 85 años, la toma de decisiones está basada en el largo plazo, así como en las convicciones de nuestros analistas, que son a su vez accionistas de la compañía. De esta manera, conseguimos abstraernos de las volatilidades del mercado, del cortoplacismo y de los cantos de sirena que distorsionan el mercado. Apostamos por un modelo de decisión basado en el análisis cualitativo que obliga a nuestros analistas-gestores a preguntarse por la viabilidad a futuro de las compañías en las que invierten y no solo a buscar rentabilidades en el corto plazo.

Enumeramos a continuación algunas razones por las que en Capital Group podemos decir que llevamos en el ADN nuestro compromiso con la sostenibilidad:

  • Nuestro proceso de toma de decisiones se asienta en un análisis minucioso cualitativo y cuantitativo por parte de nuestros analistas y gestores que invierten de manera individualizada por sus propias convicciones, de esta manera, hacemos a cada analista y gestor responsable de sus propias decisiones. El hecho de ser una gestora totalmente independiente, no cotizada y sin un propietario único, sino que cada accionista (todos empleados de la compañía) posee un máximo de un 2,5% de la compañía, permite que las decisiones se tomen de una forma ética, transparente y con foco en el partícipe.
  • Pero sin lugar a dudas, lo que realmente introduce criterios éticos en el proceso de decisión es la retribución en el largo plazo; a saber, el hecho de que nuestros analistas sean retribuidos a 5 y 8 años, obliga a mirar el largo plazo y a no dejarse llevar por las eventualidades de los mercados financieros. Para nosotros, el largo plazo supone un compromiso de permanencia en las empresas, para mejorarlas desde dentro.    
  • Por último, otra de las razones que nos hacen actuar de manera sostenible, es el tipo de compañías en las que invertimos. Todas ellas siguen un determinado patrón: suelen ser compañías que operan en mercados regulados y globales, de esta manera nos aseguramos que son compañías que cumplen las reglas y con una gran capacidad de adaptación a los distintos ambientes normativos.

Para una gestora como la nuestra, con una trayectoria de 85 años, poder influenciar en las compañías, contando con un horizonte temporal amplio para modificar conductas y mejorar su gestión, tiene un mayor impacto social que la simple exclusión en las carteras de compañías que no cumplen con los requisitos ESG. 

Nos mostramos optimistas sobre la gran afluencia de fondos temáticos que buscan impactar positivamente en el medioambiente o en la sociedad, sin embargo, queda aún por ver cómo evolucionarán este tipo de fondos en un mercado bajista. En ese sentido, tenemos que subrayar que la mejor forma de ser sostenibles en el tiempo es tomar decisiones responsables a largo plazo que no comprometan el futuro de las generaciones venideras, y esto es algo que en Capital Group venimos haciendo de manera natural en los últimos 85 años, y lo que, sin lugar a dudas, nos ha permitido esquivar las mayores recesiones de la historia.


(1) Spainsif. Estudio sobre La Inversión Sostenible y Responsable en España 2018.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas