Tags: Banca privada |

Inversión mixta con BBK Renta Global


Este fondo de fondos invierte directa e indirectamente en activos de renta fija pública o privada, denominados principalmente en euros, gestionando un patrimonio superior a 30 millones de euros.

En el actual entorno de volatilidad, los fondos de inversión mixtos constituyen una alternativa a considerar. De hecho, la categoría de Renta Fija Mixta es una de las que mayores captaciones netas acumula desde el comienzo del año, 104 millones de euros.

BBK RENTA GLOBAL es un fondo de fondos que invierte directa e indirectamente en activos de renta fija pública o privada, denominados principalmente en euros, gestionando un patrimonio superior a 30 millones de euros. No pone limitaciones en cuanto a la calificación crediticia de los títulos de la cartera, pudiendo llegar a emisores de alto rendimiento o “high yield”, ni tampoco en lo referente al área geográfica, dada su vocación internacional. Existe asimismo una total libertad en cuanto a lsu duración, que dependerá de las perspectivas del equipo gestor sobre los mercados en cada momento. Invierte al menos un 50 por ciento de su patrimonio en otras IICs, con lo que consigue una diversificación y exposición a distintos mercados donde las oportunidades van más allá de la adquisición directa de activos, como por ejemplo arbitrajes sobre renta fija o apuestas sobre la inflación.

BBK Gestión ocupa la posición número 12 por cuota de mercado, con un patrimonio total de 2.825 millones de euros. Por tipo de activo, el mayor porcentaje del patrimonio gestionado se concentra en renta fija (35%) y garantizados (31%), con sólo un 6,68% de su patrimonio total en fondos mixtos. De hecho, BBK RENTA GLOBAL es el único fondo Mixto de Renta Fija con vocación internacional de esta gestora.

Históricamente BBK Gestión SGIIC ha tenido una filosofía de gestión basada en el equipo. Concretamente para este fondo el análisis se divide en dos partes. Para la inversión directa en renta fija se realiza un proceso de selección de activos que reflejen la posición de la gestora en referencia a la curva de tipos y el riesgo de crédito, preliminar a la definición de estrategia por parte del Comité de Inversiones. La selección de fondos se basará en criterios cuantitativos identificando los fondos que cumplan los requisitos establecidos, que pasarán después el tamiz del análisis cualitativo.

Según los últimos datos disponibles, la cartera de este fondo adjudica un 33% a otras IICs en sus inversiones financieras internas y un 30% en las externas. De este último porcentaje, más de un 13,62% corresponde a participaciones en IICs de JP Morgan. Con un requerimiento de aportación mínima de 100 euros, el fondo es adecuado para inversores individuales, siendo sus comisiones fija y de depósito de 1,50% y 0,15% respectivamente.

Por rentabilidad, el fondo se sitúa en el primer quintil en cuatro periodos consecutivos a largo plazo (a dos, tres, cinco y diez años) y, por volatilidad, en el quintil 5 a uno y tres años con valores de 1,03% y 1,55% respectivamente. El valor de su Sharpe a un año de 5,48 muestra su positiva evolución con respecto al activo libre de riesgo.





La gestora apuesta en 2010 por el high yield, los bonos convertibles y la deuda emergente. Pese a que 2009 fue un año récord en los rendimientos de los bonos de alta rentabilidad, los diferenciales aún son superiores a las medias de largo plazo y confía en que sigan corrigiendo a medida que la economía siga progresando y los fundamentales empresariales continúen mejorando. En cuanto a los mercados bursátiles, BBK Gestión espera un año positivo aunque no exento de volatilidad, que tratará de aprovechar a través de la inversión en bonos convertibles. Ve también en la deuda emergente una buena oportunidad para el 2010, dado su bajo endeudamiento, las grandes reservas de las que disponen y el crecimiento de estos países frente a las economías avanzadas. Siempre manteniéndose atenta, durante este año, a posibles repuntes en la inflación, que tratará de aprovechar adquiriendo exposición a los bonos ligados a la misma.

En un contexto de tipos en mínimos históricos, BBK Renta Global supone una oportunidad de seguir obteniendo rentabilidades atractivas a través de la inversión en activos de renta fija. Un fondo con una probada evolución histórica positiva que le hace merecedor de la calificación 5 estrellas de VDOS por su acertada gestión del riesgo con respecto a las rentabilidades obtenidas.



Puede acceder a información gráfica y estadística adicional sobre este fondo pinchando aquí
 

Lo más leído