Inverseguros estrena un fondo de renta variable internacional con enfoque ético


Inverseguros Gestión ha estrenado un nuevo fondo de inversión, Segurfondo Ético Cartera Flexible, un producto global dentro de la categoría de fondos éticos cuya gestión tiene como referencia el índice MSCI World Socially Responsible Index. Según explica Fernando Barroso Corbacho, director general de la gestora, el fondo no replicará el índice sino que lo considerará una referencia en términos de valores elegibles para componer la cartera.

El fondo invertirá, tanto directa como indirectamente a través de IIC (hasta un máximo del 10% del patrimonio), entre el 0% y el 100% de la cartera en valores de renta variable de emisores que forman parte de ese índice, por considerar que tienen un alto compromiso medioambiental, social y de gobernabilidad. Aunque el universo es global, la cartera se invertirá fundamentalmente en valores pertenecientes a los mercados de Europa, EEUU y Japón. Adicionalmente, está previsto que el fondo no asuma riesgo divisa o que, en su defecto, no supere el 5% del patrimonio.

"Por tanto, la política de inversión de este nuevo fondo se caracteriza por dos factores diferenciales: en primer lugar, cumplir con los criterios de inversión socialmente responsable y, además, adoptar una estrategia de inversión flexible, no constreñida a niveles de inversión fijos ni encorsetada a los pesos de ningún índice", explica Barroso.

El gasto de gestión es del 1% y el fondo cuenta con una comisión sobre resultados del 9%
para los ejercicios en que la rentabilidad anual del fondo supere el 5%. La comisión de depositaría es del 0,15%.

El fondo, gestionado por el equipo de renta variable de Inverseguros, está dirigido fundamentalmente a inversores institucionales y se recomienda a aquellos cuyo horizonte de inversión sea superior a tres años.

Flexibilidad

Según el folleto, las IIC en que invierta deberán ser catalogadas como éticas por una agencia especializada o replicar también el índice de selección. Con el fin de limitar pérdidas en momentos de caída de mercados, los gestores tendrán la capacidad de reducir la exposición a bolsa mediante el uso de instrumentos financieros derivados, de forma transitoria.

La exposición que no esté en bolsa se invertirá en renta fija (incluyendo depósitos) de emisores que formen parte del índice de selección y, de forma transitoria, hasta un 10% de su exposición en valores de deuda pública de estados firmantes del Protocolo de Kioto, que hubieren promulgado normativas que penalicen la explotación de menores y promuevan la igualdad de las personas, sin que exista discriminación por razón de género, raza o religión. Se invertirá en emisiones de renta fija con al menos mediana calidad (rating mínimo BBB-). La duración media de la cartera de renta fija será inferior a dos años.

Archivos adjuntos

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído