Tags: Negocio |

Inverco se muestra "en contra" de la propuesta del Gobierno de trasladar los beneficios fiscales de los planes individuales a los de empleo


La crisis por la pandemia del coronavirus ha dejado dos lecciones a la industria. En primer lugar, la “enorme madurez de los partícipes, que han sabido mantener sus inversiones y no han sido presa del pánico como en 2008”, ha subrayado Ángel Martínez Aldama, presidente de Inverco, durante la Asamblea General de la asociación. Y en segundo lugar, “cómo el sector de gestión de activos ha sabido reaccionar de una manera espectacular” para mantener con plena operatividad y sin incidencias todos los procesos de compra venta de activos, atención de reembolsos, gestión de la liquidez y relación con los clientes casi de una semana para otra, ha señalado.

Elisa Ricón, directora general de la asociación, ha aprovechado la ocasión para recordar el acuerdo de Gobierno PSOE- Unidas Podemos, en el que se incluían medidas de endurecimiento fiscal y cambios en las sicav. Y además, se ha mostrado crítica con respecto a la propuesta del Gobierno de trasladar los beneficios fiscales favorables de los planes individuales a los planes de empleo: “La industria se mostró negativa con respecto a esta posibilidad porque el impulso del sistema de empleo nunca podría ser a costa del sistema individual”, ha dicho, reiterando que Inverco “iría en contra” de ser esto así.

Con respecto a la situación actual del sector, ha asegurado que los retos a los que se enfrenta ahora siguen siendo los mismos que el año pasado: fiscalidad del ahorro, arquitectura del sistema de pensiones y resolver la situación de las permanentemente cuestionadas sicav.

En su opinión, “la incertidumbre que pesa sobre la gestión de activos es la misma que pesa sobre la economía en general”. Por delante, siguen estando el reto “enorme” de consolidación fiscal y de abordar el gran déficit público e Inverco queda pendiente de las medidas que se van a abordar a medio y largo plazo: “Tendremos que ir viéndolo en los próximos meses”, ha matizado.

Futuras reformas 

Ana de la Cueva, secretaria de Estado de Economía y apoyo a la empresa, ha compartido la reacción y apoyo del sector a las medidas aprobadas por el Gobierno. Con respecto a la situación económica actual, ha reconocido que es “excepcionalmente compleja”. Las medidas aplicadas han servido, en su opinión, para contener la pandemia sanitaria del COVID-19 pero “desde luego están provocando una perturbación inédita en la demanda”, ha admitido. “Todos los gobiernos estamos haciendo lo posible para el shock sea lo más limitado en el tiempo pero, según los datos que tenemos, el impacto a corto plazo está siendo mayor que en la crisis de 2008. Y todas las previsiones coinciden en que la recuperación empezará a finales de este año y se extenderá durante mediados del próximo año”, ha asegurado.

Con respecto a la industria, De la Cueva ha asegurado que esta crisis ha supuesto un “desafío enorme para mostrar su resistencia”. En pensiones, ha recordado la medida adicional del rescate a los afectados por el COVID-19: “El esfuerzo realizado por el sector y la coordinación ha permitido que se hayan cerrado 14.000 expedientes”, ha dicho.

En su opinión, “el sector de la inversión colectiva tiene capacidad para contribuir a la recuperación económica”, ha asegurado, recordando que los retos de la industria siguen ahí. A largo plazo, ha avanzado, "es necesario poner en marcha un plan de inversiones y reformas". En el ámbito de las IIC, De la Cueva ha recordado que quedan algunas actuaciones pendientes. “Hay que completar la transposición de la directiva de planes de empleo, mientras que en el ámbito de los fondos de inversión se van a revisar varias normas europeas (MiFID, UCITs e inversiones alternativas)”, ha comentado.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído