Inverco propondrá un cambio fiscal para promover la inversión en fondos


Promover el ahorro a largo plazo es uno de los principales objetivos de Inverco, sobre todo cuando la inversión financiera en España se encuentra en uno de sus peores momentos de los últimos tiempos. Por ello, esta asociación propondrá al Gobierno un cambio fiscal que mejore las condiciones de la inversión colectiva en España, tan pronto como lo permita la actual crisis financiera. «Debería primarse el ahorro a medio y largo plazo y el riesgo. Es un tema que plantearemos cuando la situación se normalice desde el punto de vista de capacidad financiera del Estado, ya que no es el mejor momento de hacer planteamientos fiscales», asegura Mariano Rabadán, presidente de Inverco, en una entrevista concedida a Expansión. En principio, parece complicado que Inverco logre avances a corto plazo, ya que durante las últimas semanas el Gobierno ha reiterado en numerosas ocasiones que no se plantea ninguna rebaja fiscal a corto plazo. Desde el Ministerio de Hacienda aseguran que estudiarán la propuesta una vez realizada, aunque la prioridad inicial sea consolidar los cambios fiscales realizados durante los últimos ejercicios.



Desde el sector de fondos aplaudirían la modificación solicitada por Inverco. «Tiene sentido premiar el ahorro a largo plazo en un país donde hay poco ahorro financiero y en el que en un futuro afrontaremos un problema del sistema de pensiones», asegura Javier Mazarredo, director de negocio de Santander AM.



Según señala un informe de Inverco, la mayoría de legisladores europeos han establecido estímulos claros para la inversión colectiva. En algunos países, es posible incluso no tributar por las plusvalías en función del periodo de inversión.



En Bélgica, Grecia, Holanda, Hungría y Suiza las plusvalías están siempre exentas de tributación; en Luxemburgo y la República Checa, en el caso de que la inversión sea superior a seis meses; Alemania, Austria y Portugal, por encima de un año; y Dinamarca, si se invierte más de tres años.



Desde 2007, los españoles tributan por el 18% de las plusvalías sea cual sea su horizonte de inversión. Hasta entonces, los inversores gravaban un 15% salvo en el primer año.



Por contra, las principales ventajas de los partícipes españoles es que no tributan cuando traspasan su dinero de un fondo a otro y que no existe ganancia o pérdida patrimonial en el caso de heredar uno de estos productos.



Este sector ha sufrido como uno de los que más las consecuencias de la crisis de liquidez y las turbulencias de los mercados, hasta el punto que sufre en los últimos 16 meses la peor racha de su historia, con salidas netas (diferencia entre suscripciones y reembolsos) de casi 65.000 millones de euros, más de un tercio de su patrimonio actual.



Sin embargo, Rabadán resta importancia a estos datos y recuerda que el sector de fondos ha atravesado una decena de crisis antes que ésta, aunque puntualiza que «esta vez nos va a costar un poco más recuperarnos».



El presidente de Inverco confía en el sistema financiero español en su conjunto, al que considera «mejor preparado que nunca» para una crisis como la actual. Aun así, es consciente de que hay una serie de retos que las gestoras tienen que afrontar si quieren salir ilesas de este periodo.



Nivel de riesgo

El primero de ellos, es el de elevar la cultura financiera de los inversores. «El inversor español ha dado un paso atrás al refugiarse en activos muy conservadores, aunque ya de por sí era defensivo frente a los ahorradores europeos. Hay que convencer al inversor de que aumente el nivel de riesgo cuando los mercados estén estabilizados».



Para Rabadán, sólo así se saca más provecho de estos productos, ya que «con fondos conservadores es difícil batir la inflación». Y para ello, el presidente de Inverco considera fundamental el cambio fiscal que propondrá al Gobierno.



Además, resalta la importancia de informar adecuadamente al inversor. Primero, para que entienda el producto que compra. Y segundo, para todos sean conscientes de las ventajas a largo plazo de los fondos. «Desde el punto de vista de información, de control, de supervisión, de transparencia, no hay sector más claro y sujeto a más requerimientos que el de los fondos de inversión», asegura.



Rabadán espera que los mercados de renta variable y renta fija se estabilicen en 2009 y que la mejora se traslade a los fondos de inversión. «Ya hemos visto lo peor», asegura.

Empresas

Lo más leído