Tags: Latam |

ING IM: “Para 2013, entre todas las clases de activos nos quedamos con las acciones”


Hay tres factores importantes que a los expertos de ING Investment Management les hacen mantener una visión muy positiva respecto a los activos de riesgo de cara a 2013. El primero sería la recuperación cíclica de la economía mundial. El segundo, un menor riesgo a sufrir shocks sistémicos. Y, el tercero, un sentimiento por parte del inversor que sigue muy deprimido y que hace que el posicionamiento en activos de riesgo sea por ahora muy bajo. A la hora de tener que inclinarse por una determinada categoría, en la gestora holandesa lo tienen muy claro: “entre todas las clases de activos, preferimos las acciones”, aseguran.

Según explica la entidad en su último informe MarketExpress publicado en Funds People, el entorno macroeconómico apoya a los activos de riesgo. “Estamos viendo signos de recuperación en Estados Unidos y China y esperamos que el próximo año otras regiones sigan los pasos de las dos mayores potencias económicas del mundo. En cuanto el mercado empiece a dar más importancia a la dirección que marca el ciclo económico en lugar de al nivel de crecimiento, creemos que esto añadirá presión sobre las rentabilidades que ofrecen actualmente los bonos del Tesoro alemán y de Estados Unidos, sirviendo además de impulso a las acciones, el mercado inmobiliario y el crédito”.

Dada la abundante liquidez que se espera aporten los bancos centrales, la reducción de los riesgos de cola en la eurozona (pasos hacia la integración bancaria, ayuda a Grecia) y el acuerdo que en ING IM prevén alcancen demócratas y republicanos para evitar el abismo fiscal en Estados Unidos, consideran que los gestores de fondos normalizarán su asignación de activos moviendo sus posiciones desde la liquidez y la deuda pública ‘core’ hacia bonos que ofrezcan una mayor rentabilidad o activos que paguen dividendo.

Esto no significa, sin embargo, que el riesgo político haya desaparecido por completo. “Los líderes políticos europeos están ahora menos dispuestos a entorpecer el ciclo económico que años atrás, cuando estalló la crisis de la eurozona, lo que no quiere decir que la calma haya vuelto a los mercados europeos. El anuncio de Mario Monti de dimitir una vez se aprueben los presupuestos de Italia para el próximo año ha vuelto a hacer resurgir la incertidumbre política en el país”, afirman. Este ha sido, precisamente, uno de los factores que ha empujado a los expertos de la gestora holandesa a reducir su sobreponderación a la renta variable europea.

“En vista de este aumento de la incertidumbre y teniendo en cuenta que la Bolsa europea ha sido la clase de activo que ha registrado el mejor comportamiento en lo que va de año, hemos decidido pasar nuestra posición de fuerte a ligera sobreponderación, a pesar de que sigue siendo nuestro mercado favorito”, indican. Otro de los cambios importantes producidos en el ámbito político ha sido la victoria de Shinzo Abe en Japón. “Aunque en nuestra asignación táctica de activos permanecemos neutrales en el mercado nipón, la postura del nuevo primer ministro en materia económica y monetaria podría ser un factor que contribuya a animar su economía y su mercado bursátil”.

Lo más leído