ING IM ajusta su asset allocation: más bolsa y más high yield en cartera


Si ING Investment Management acababa el año pasado reduciendo su exposición al riesgo, la gestora holandesa se inclina en el arranque de 2012 por adoptar una mayor exposición a estos productos ante lo que, a su juicio, suponen unos indicadores macroeconómicos que se convertirán en los motores que impulsarán esta clase de activos. Según indica la firma en su informe Houseview Global Strategy, a todo ello se suma la posibilidad de que las autoridades añadan estímulos a corto plazo. “El BCE va por libre, pero un Quantitative Easing en Europa es posible”, asegura la gestora. 

 

A la luz de este análisis fundamental y la evaluación de los riesgos sistémicos, la firma considera necesario ajustar su asignación dinámica de activos a productos que reflejen una visión que, a pesar de seguir siendo cautelosa, resulta más optimista. En consecuencia, ING IM eleva ligeramente su posicionamiento en el mercado de renta variable, así como en el de materias primas. Sin embargo, su mayor convicción está en el high yield, un segmento que sale reforzado junto con el mercado de bonos emergentes locales, clase de activos que la gestora califica de “atractivos”. 

 

En lo que respecta al mercado de renta variable, ING IM cree que las valoraciones ya reflejan muchas de las incertidumbres actuales. Incluso en un escenario de recesión económica que provoque una moderación de los ingresos, los dividendos pueden permanecer estables. “En este contexto macro, se espera que los resultados empresariales disminuyan en 2012, especialmente en Europa, como consecuencia de la caída de los ingresos ante lo que podría suponer una nueva recesión”, indica la gestora. Esto no quiere decir, sin embargo, que en términos generales, las empresas estén en buena forma, “si bien su evolución bursátil podría ser muy dispar”, afirma.  

 

Puede consultar el informe completo descargándose el siguiente archivo:

Lo más leído