ING IM afirma que India es una de sus opciones preferidas en renta variable emergente


A pesar de la relajación monetaria aprobada por el Banco Central chino y las mejores perspectivas respecto a una acción más decidida por parte tanto de la Fed como del BCE, a lo largo del último mes el rendimiento ofrecido por los mercados emergentes siguió siendo pobre, debido principalmente a los débiles datos de crecimiento conocidos en China y la creciente preocupación respecto a los riesgos del sistema financiero del país. Así al menos lo creen en ING Investment Management, gestora que señala que, si bien el crecimiento económico chino ha tocado suelo, “las expectativas del mercado sobre la evolución de su PIB son demasiado elevadas tanto en el medio como en el largo plazo”.

Cuando las autoridades chinas anunciaron nuevas políticas de estímulo en abril parecía que el crecimiento de la demanda interna se convertiría tras el verano en un nuevo factor que contribuiría al impulso de los emergentes. Sin embargo, el comercio mundial se ha deteriorado considerablemente, lo que ha tenido un fuerte impacto en el sector manufacturero chino. Ésta ha sido la principal razón por la que los datos de crecimiento de China han sido tan débiles en los últimos meses. Según explica la gestora holandesa en su último Emerging Equity Markets Monthly, “el problema ahora no es que la relajación de la política monetaria no esté funcionando, sino el hecho de que sus efectos sobre la segunda economía del mundo no son suficientes para compensar el aumento de la debilidad en el sector exportador”.

En opinión de la entidad, el Gobierno está en una posición difícil. “Por un lado no quiere aumentar el apalancamiento en el sistema financiero, pero por otro es consciente de que un crecimiento más lento pondrá más presión sobre los flujos de caja de las empresas y les restará
espacio para pagar sus deudas". A ello habría que añadir que las entidades financieras tendrían que hacer frente al problema que supondría dar crédito de mala calidad. “Esto explica por qué los bancos privados se han mostrado bastante cautos y por qué el crecimiento del crédito ha sido tan decepcionante en lo que va de año”, aseguran en ING IM.

¿Significa esto que desde la entidad no vean oportunidades en el amplio universo de mercados emergentes? La respuesta es no. Y es que la ralentización del crecimiento de la economía china no afectará a todos los países por igual. En este sentido, desde la casa apuntan a India como uno de los países que se muestran relativamente insensibles a la evolución del PIB chino. De hecho, en ING IM consideran que es probable que en los próximos meses las cifras procedentes de India sean un poco mejores. “Este mercado es una de nuestras opciones preferidas dentro del universo de renta variable emergente”, reconocen desde la entidad.
 

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído