Índices “convencionales” vs total return. ¿Está tan mal el Ibex-35?


Si bien tradicionalmente una mayoría de profesionales (tanto analistas e inversores como los profesionales de la información financiera) utilizan los gráficos clásicos (no incorporan el efecto de los dividendos) sobre índices bursátiles, es necesario saber que no estamos comparando lo mismo. O, por decirlo de otro modo más coloquial, estamos comparando “churras con merinas”.

¿A qué nos referimos con esta última afirmación? Si nos vamos a los principales índices europeos, tenemos la gran diferencia de que el DAX alemán incorpora dividendos, mientras que el Ibex, el Eurostoxx 50 o el Eurostoxx Banks no los incorporan.

Desde el inicio de la crisis bursátil (lo fijamos el 1 de julio del 2007) hasta hoy, tenemos lo siguiente: bajadas de un 4% para el DAX; bajadas de un 40% para el Eurostoxx 50; bajadas de un 43% para el Ibex 35 y bajadas de un 74% para el Eurostoxx Banks.

Para el mismo periodo de referencia, incluyendo los índices “Total Return” (incorporan los dividendos efectivamente pagados u otras formas de remuneración al accionista de las acciones que componen dichos índices), desde el inicio de la crisis bursátil hasta hoy tenemos lo siguiente: bajadas de un 4% para el DAX; bajadas de un 28% para el Eurostoxx 50; bajadas de un 20% para el Ibex 35 y bajadas de un 59% para el Eurostoxx Banks.

Si nos vamos a los principales índices estadounidenses (Dow Jones Industriales, Dow Jones Transportes, S&P 500 y Nasdaq 100), desde el inicio de la crisis bursátil hasta hoy tenemos lo siguiente: subidas de un 40% para el Nasdaq; subidas de un 11% para el Dow Jones Transportes; subidas de un 1% para el Dow Jones Industriales y bajadas de un 1% para el S&P 500.

Y, ahora, vean la evolución para el mismo periodo de referencia con los índices “Total Return” (incorporan dividendos). Desde el inicio de la crisis bursátil hasta hoy, tenemos lo siguiente: subidas de un 48% para el Nasdaq; subidas de un 22% para el Dow Jones Transportes; subidas de un 19% para el Dow Jones Industriales y subidas de un 11% para el S&P 500.

Ahora ya, centrando la diana en España, podemos apreciar que, si comparamos lo que tenemos que comparar, realmente no estamos tan mal en nuestro Ibex 35. Mientras nos inundan con la consabida información de que el Ibex ha bajado casi un 50% desde aquellos máximos de 16.000 puntos, la realidad es notablemente distinta, con bajadas “tan sólo” ligeramente superiores al 20% si consideramos su versión “Total Return”.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído