India, Turquía y República Checa según Raiffeisen Capital Management


La gestora Raiffeisen Capital Management considera en su último informe sobre mercados emergentes que India ofrecerá un alto crecimiento gracias a su independencia del mundo desarrollado, al contrario de lo que sucede con otros emergentes, mientas Turquía podría verse beneficiada de los planes gubernamentales de ampliar las posibilidades de que las empresas que cotizan en bolsa realicen recompras de acciones propias. Por su parte, la República Checa es ahora más atractiva gacias en parte a la mejora de su calificación crediticia.

La gestora hace un análisis de la actual situación de esos mercados:

India: más desligado del mundo desarrollado

La economía india podría registrar en 2011/2012 un sólido crecimiento de en torno al 7,5-8% y, en comparación con lo que sucede en la mayor parte de los restantes países emergentes, está mucho menos ligada a la coyuntura de EEUU o Europa. Y es que desde el punto de vista del crecimiento la India depende en menor medida de los acontecimientos internacionales, debido a su más bien pequeña cuota de exportaciones y a su amplia demanda interior. El enfriamiento de la economía global podría producir un efecto mayor y más positivo sobre las tasas de inflación de la India, que hasta la fecha se mantienen tenazmente en un nivel alto, de alrededor del 9%.

Turquía: pendientes de la regulación

El índice bursátil ISE-100 del parqué de Estambul descendió con la baja de las cotizaciones de la renta variable en todo el mundo más de un 20%, pero recuperó casi la mitad de estas pérdidas durante el resto del mes. En contra de la tendencia europea, las acciones bancarias resistieron bien. Además de por el recorte de los tipos, sus cotizaciones se vieron favorecidas sobre todo por unos resultados trimestrales mejores de lo esperado. Alegró también los ánimos del mercado la publicación de los planes gubernamentales de ampliar en el futuro las posibilidades de que las empresas que cotizan en bolsa realicen recompras de acciones propias, aunque todavía no se hayan tomado decisiones concretas a ese respecto.

República Checa: mejora de calificación

La mejora de la calificación crediticia de la República Checa fue el principal factor responsable de la buena evolución que registró en agosto la corona frente a las demás monedas de la zona. Asimismo reaccionaron positivamente las cotizaciones de los bonos y obligaciones checos, los cuales aumentaron de forma significativa en agosto, impulsados también por la caída de los rendimientos de los títulos de referencia en euros (los alemanes).

 

Empresas

Lo más leído