India: son las reformas estructurales, ¡estúpido!


El mercado indio sigue siendo uno de los principales dolores de cabeza de los inversores. Pese al rebote vivido por el Sensex esta semana –en parte por sobreventa, en parte por la publicación de buenos datos macro de China-, la rupia sigue cotizando en mínimos históricos de 63,77 dólares (datos de Bloomberg, a 12 de septiembre). Manish Bhatia, especialista de renta variable india de Schroders, explica que el banco central del país ha optado por endurecer las políticas monetarias para evitar una escalada de inflación “lo que ha llevado a tipos de interés más elevados y consecuentemente una ralentización del crecimiento”. 

No obstante, la debilidad de la rupia no es el único factor que a ojos de los expertos explica esta fuga de capitales de India: el gran déficit que presenta el país, la incertidumbre política ante la ausencia de propuestas antes de las elecciones generales del año que viene, la necesidad de reformas estructurales… aunque coinciden en señalar la retirada de estímulos de la Fed como catalizador del castigo. “El tapering de la Fed también impactará al resto de la región y esperamos que continúe la volatilidad, pero en términos generales, mantenemos nuestro compromiso con los fundamentales de largo plazo del crecimiento del la región”, puntualizan desde Schroders.

La transición hacia una política monetaria menos laxa tampoco preocupa en exceso a Mark Mobius, presidente de Templeton Emerging Markets. “Creo que probablemente se estabilizaría porque todo este tema sobre el final de los programas QE, el tapering, está de alguna forma exagerado”. 

La clave está en las reformas 

Sin embargo, la necesidad de reformas es el problema más acuciante que debe afrontar el país. “Creo que la preocupación es sobre la habilidad del Gobierno para hacer las reformas necesarias para atraer inversiones extranjeras. Desafortunadamante, no se han movido lo suficientemente rápido para hacer reformas que permitan que fluya el dinero”, puntualizaba Mobius recientemente en una entrevista con moneycontrol.com (primer portal financiero de la India). El gurú de los emergentes de Franklin Templeton Investments explica que él mismo había sufrido el rechado del Gobierno debido a “varios requisitos burocráticos”. “El Gobierno tiene miedo a que el dinero indio que venga de ultramar entre de forma ilícita. Por tanto, apoyan inversiones legítimas”, continúa Mobius, que señala que este es “un gran problema que encara el Gobierno sobre cómo hacer estas reformas rápida y efectivamente”. 

Pero, ¿qué reformas debería implementar el gobierno indio? Leon Pedersen, gestor de Nordea Investment Funds, da una lista: apertura a la inversión exterior, quitar subsidios que no pueden permitirse (como al petróleo) y construir infraestructuras, especialmente aeropuertos. “India está atrapada en un punto muerto político, probablemente tendría mayor potencial por su perfil demográfico, pero el problema es que necesitan reformas y no hay voluntad política para efectuarlas, hay lobbies y corrupción”, explica el experto. 

¿Qué sectores están aguantando mejor el castigo?

“La cruz de la rupia debilitada es que sectores orientados a la exportación como tecnología de la información y farmacéuticas se beneficiarán” explica Manish Bathia. "De hecho, valores de estos sectores se han mantenido relativamente bien en medio de la corrección de la divisa”. El experto de Schroders admite estar encontrando valores dentro del sector de consumo con comportamiento defensivo, algo que corrobora el gestor de Franklin Templeton, aunque con matices: “Si el área de consumo en los mercados emergentes, en general, e indio, en particular, empieza a parecer barato entonces habrá oportunidades en esa dirección. Pero sólo si te das cuenta de que algunos de esos valores son muy atractivos. Los valores de consumo no han caído mucho en realidad, sin embargo son una de las áreas en la que nos fijaríamos”. 

La historia de los bancos es un poco distinta. Desde Schroders sólo se interesan por los bancos privados, “que tienen a estar mejor gestionados y con más transparencia que los estatales”. Mobius admite tener una posición “muy pequeña en este punto del juego”. “En términos generales estamos infraponderando el sistema financiero indio simplemente porque estos problemas de la economía en conjunto impactará en los bancos”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído