Tags: Latam |

Incógnita sobre el cariz del sucesor de Chávez


Actualmente parece probable que Nicolás Maduro, el candidato nombrado por Chávez, sea el ganador. Una campaña electoral corta favorece al gobierno, ya que minimizaría posibles errores que le pudieran costar las elecciones y le permitiría capitalizar la simpatía por la reciente muerte del presidente Chávez.

Por el momento, los personajes claves del partido PSUV como Diosdado Cabello y Rafael Ramírez, aparentan estar unidos en apoyo a la candidatura de Maduro, esto le da al oficialismo una ventaja considerable sobre la oposición, ya que Henrique Capriles perdió apoyo después de los resultados de Octubre del 2012, ya que una campaña corta, no le permitiría capitalizar su fuerza como candidato que fue muy hábil en su campaña, consiguiendo apoyo visitando a todo el país tocando puerta por puerta.

Las dudas a largo plazo se centran sobre la dirección que tomaría un nuevo gobierno. Suponiendo que lo mencionado anteriormente sea cierto, existen diferentes opiniones sobre qué políticas adoptaría un gobierno dirigido por Maduro. Algunos opinan que Maduro es pragmático y que está forzado a se moderado en sus decisiones ya que no tiene la base de poder que tenía Chávez, esto lo haría menos "dogmático" en relación a las políticas económicas y buscaría consenso. Otros opinan lo contrario; debido a que no tiene el mismo apoyo ni carisma de Chávez, estaría obligado a ser más radical que Chávez.

Es muy temprano para poder saber qué dirección tomaría Maduro, pero es claro que buscará consolidar su poder y mantener unidas a las fuerzas que lo apoyan.

Las primeras señales de Maduro apuntan hacia la segunda opción, pero la gravedad de la situación económica de Venezuela y sus necesidades financieras, lo pueden obligar a moverse en otras direcciones.

Lo más leído