Tags: Alternativos | EE.UU |

Impacto en el mercado de petróleo de la retirada de Estados Unidos del acuerdo con Irán


Estados Unidos ha decidido retirarse del acuerdo nuclear con Irán y restablecer las sanciones económicas. Su departamento de estado sugiere que las sanciones serán graduales y no tan inmediatas como sugieren los titulares. Los otros miembros del acuerdo nuclear (Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia) no se han retirado y siguen apoyándolo, pero también han sugerido que habrá que modificarlo hacia uno nuevo que sea mejor para todos. ¿Qué implicaciones conlleva esto para el mercado de petróleo? ¿Qué impacto podría tener sobre el precio del crudo?

Para el mercado mundial de crudo, el consenso es un posible impacto en el suministro de 300.000 a 500.000 barriles diarios, o entre el 0,3% y el 0,5% del suministro global. Es poco probable que los flujos de exportación se ajusten de inmediato, y Asia podría tomar todo o parte de dicho volumen (sujeto a la capacidad de refinación, disponibilidad de envío y situación financiera).

Los cálculos son los siguientes: desde el levantamiento de las sanciones, la producción en Irán ha aumentado en alrededor de un millón de barriles al día, con una exportación de alrededor de 2,2 millones de barriles diarios (aunque las cifras de abril fueron notablemente más altas). Alrededor del 60% de dicho volumen se destina a Asia, siendo China, India, Corea del Sur y Japón los principales compradores. Los europeos se quedan con alrededor del 25% y podrían detener las compras para evitar las sanciones de EE.UU, incluso si el Reino Unido, Francia y Alemania mantienen el acuerdo. Esto podría dejar aproximadamente 500.000 barriles diarios de volumen desplazado para ser absorbido en mercados no europeos. Arabia Saudí también ha declarado que está dispuesta a mitigar el impacto de la escasez de oferta causada por nuevas sanciones.

Según Ned Salter, director de análisis para Europa de Fidelity International, las sanciones respaldarán los precios del petróleo a mitad de ciclo. “Gran parte de lo ocurrido se refleja en el precio spot. El Brent ha subido un dólar tras el anuncio, hasta los 77 por barril, y había aumentado alrededor de 10 dólares por barril en las últimas cuatro semanas. La mayoría de los analistas del sector energético ya contaban con la retirada de EE.UU. antes del anuncio, y ahora hay más debate sobre otros eventos (por ejemplo las elecciones venezolanas del 20 de mayo)”, afirma.

En su opinión, a largo plazo las sanciones podrían desacelerar la inversión internacional en el sector petrolero iraní, limitando sus perspectivas de crecimiento más allá de 2020. “Esto es, en última instancia, favorable a los precios del petróleo a mitad de ciclo, a los que se encuentran ancladas las valoraciones de capital”, señala.

Para Emmanuel Painchault, responsable de Materias Primas en Edmond de Rothschild AM, el resultado en los próximos meses será una caída de las exportaciones en Irán de entre 200.000 y un millón de barriles diarios respecto a la producción actual, que se sitúa en 3,8 millones, de los cuales 2,4 millones se exportan. “Durante el período previo a las sanciones las exportaciones se redujeron en un millón. Queda por ver cómo reaccionan los clientes de las exportaciones de Irán. China e India representan cerca del 40% de las exportaciones, Corea del Sur el 14% y Turquía, Japón, Francia e Italia representan el 5-8% cada uno. Arabia Saudí tiene la capacidad para compensar parte del déficit en las exportaciones iraníes. China, mientras tanto, podría comprar más, ya que la demanda aumenta significativamente”, explica.

A su juicio, todo esto sugiere que el Brent debería cotizar entre 70-80 dólares en el corto plazo. “Con precios por encima de 70 dólares, estamos comenzando a ver un descenso en el crecimiento de la demanda. Se alentará a las compañías petroleras a invertir más, pero su prioridad sigue siendo aumentar la generación de flujo de caja”. Sin embargo, a partir de ahora es importante tener en cuenta que se podrían abrir distintos escenarios, concretamente cuatro. Jon Andersson, gestor de Vontobel, los ha ordenado por probabilidad y su impacto en la producción de crudo de Irán:

1. Sanciones por parte de EE.UU: la pérdida esperada en la producción y exportación de crudo de Irán será de 0,3-0,8 millones de barriles diarios (mbd), dependiendo del nivel y eficiencia de las sanciones estadounidenses.

2. Sanciones de EE.UU. y de la UE: la pérdida esperada de producción y exportación de crudo de Irán será de 0,5-1 mbd, una cantidad similar al aumento de producción tras el acuerdo.

3. Escalada del conflicto militar: la pérdida esperada de producción y exportación de crudo de Irán será de más de 0,8 mbd, un resultado posible si las sanciones económicas no impiden que Irán reanude su programa nuclear. El nivel de pérdida de producción por encima de 0,8 mbd está directamente relacionado con el nivel de la escalada en el conflicto.

4. Renegociación del acuerdo: la producción y exportación de crudo se mantendrá. Será difícil traer a Irán de vuelta a la mesa de negociación después de que EE.UU se haya retirado del acuerdo.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente