Ignis AM registrará un fondo de retorno absoluto que invierte en deuda pública


Las dudas e incertidumbres que envuelven actualmente al mercado han disparado el interés de los inversores por productos de corte defensivo orientados a preservar el capital y reducir la volatilidad. En este sentido, las gestoras tratan de cubrir este importante nicho de mercado con el lanzamiento de fondos de inversión de gestión dinámica, que permitan aprovechar las rachas positivas del mercado a la vez que protegerse en momentos de tensión y nerviosismo.

La siguiente en hacerlo será Ignis Asset Management, que en las próximas semanas tiene previsto registrar en la CNMV su fondo de retorno absoluto Ignis Absolute Return Government Bond Fund, producto de inversión diversificado cuyo objetivo es generar retornos a través de la adopción de posiciones largas y cortas en mercados de deuda pública muy líquidos y con una calificación crediticia muy alta.

Así lo explica Chris Fellingham, responsable de inversiones de Ignis AM, quien reconoce que “la mayor preocupación de los inversores conservadores en este momento no debería de centrarse tanto en el retorno extra del capital como en conservar el capital invertido”. Por ello, lo que busca a través de este fondo es ofrecer rendimientos positivos a un año vista independientemente de cuáles sean las condiciones del mercado, limitando al máximo el riesgo. Pero, ¿cómo conseguirlo?

Según Fellingham, el éxito del producto está en contar con un equipo de gestores muy cualificados tanto en ‘long’ como en ‘short’ que manejen la cartera de una forma rápida y flexible, para así poder aprovechar los tramos positivos del mercado eliminando a su vez las curvas negativas. Para ello, el director de inversiones considera necesario diversificar la cartera entre los mercados de renta fija más grandes del mundo.

A su juicio, las oportunidades más atractivas se encuentran actualmente en mercados de deuda cuya calificación crediticia sigue siendo ‘triple A’ y que se están beneficiando del actual escenario de incertidumbre en Europa. Este es el caso, por ejemplo, de los bonos de Australia, Canadá o Finlandia, mercados en los que el fondo mantiene una importante presencia.

Por el contrario, Fellingham reconoce que la exposición al mercado europeo le resulta muy incómoda. “Un cliente que apuesta por este fondo tiene un perfil claramente conservador”, asegura. Bajo esta premisa, -señala- “a ningún inversor de renta fija se le paga lo suficiente para garantizarle la devolución de su principal”. Y es que, hoy por hoy, “no existe la certeza de que invertir en deuda pública española o italiana sea seguro”. Tan es así que, por lo pronto, no descarta que asistamos a ver quitas en Europa.

Las previsiones macroeconómica de la gestora apuntan a que el próximo año la economía europea entrará nuevamente en recesión, una situación que hará que países como Francia pierdan su rating de ‘triple A’. En esta línea, el fondo apuesta por una desaceleración del crecimiento mundial a través del mercado de divisas, donde mantiene una importante exposición a largo en dólar, dólar canadiense y corona noruega, frente a euro, libra esterlina y dólar australiano.

En palabras de la gestora, el Ignis Absolute Return Government Bond Fund es un producto alfa que ha sido especialmente diseñado para el entorno macroeconómico que vamos a vivir en los próximos años, cuya volatilidad se sitúa entre el 3% y el 6% desde su lanzamiento el pasado mes de marzo.
 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído